Compartir
  • Los trabajos también han incluído la limpieza y el desbroce de 2.000 metros cuadrados

 

El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha retirado las cimentaciones de hormigón pertenecientes a las antiguas viviendas existentes en El Confital, que fueron demolidas hace unos años y que permanecían en la zona conocida como las Salinas.

Los trabajos han consistido en la retirada mediante una excavadora de las cimentaciones de hormigón de 120 metros cúbicos, así como el desbroce y la limpieza de una superficie que abarca 2.000 metros cuadrados.

 

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha señalado que “nos parecía importante retirar en un espacio protegido tan importante dentro del municipio como El Confital, los restos de hormigón de las últimas viviendas que fueron demolidas hace unos años, para mejorar la calidad ambiental que tiene un lugar al que tantos ciudadanos acuden para disfrutar de la costa y la naturaleza”.

 

Las obras, que fueron adjudicadas a la empresa Guerra Patrimonial FGG, mediante un importe de 40.000, han tenido un período de ejecución de tres semanas.