Compartir

El representante socialista se alzó con la Alcaldía en la primera votación ya que alcanzó la mayoría absoluta con 17 votos, los 11 del PSOE, los tres de Unidas Podemos y otros tres de Nueva Canarias
 

 

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado hoy su XI Mandato Democrático con la conformación de la nueva Corporación municipal y el nombramiento del candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Augusto Hidalgo Macario, como alcalde de la ciudad para el periodo 2019-2023, tras obtener mayoría absoluta en la primera votación.

Hidalgo, que revalida la Alcaldía con un segundo mandato, encabezará un Gobierno municipal de coalición que contará con el apoyo de 17 concejales, 11 por el PSOE, tres por Unidas Podemos y otros tres por Nueva Canarias. La Corporación municipal la forman 29 concejales por lo que la mayoría absoluta queda establecida en 15 ediles.

En su primera alocución como nuevo alcalde, Hidalgo defendió “los cimientos” que se pusieron en el mandato recién acabado por situar a Las Palmas de Gran Canaria en la élite de las grandes ciudades con grandes proyectos y con importantes inversiones en las personas, en la ciudadanía, un objetivo que se pretende potenciar en los próximos cuatro años. “Hoy nos sentimos orgullosos de ser de Las Palmas de Gran Canaria, pero durante demasiados años esta ciudad miró con complejo a otras grandes urbes, pensando que no eramos capaces de llevar a cabo grandes logros. Pues bien, ese enfoque ya forma parte del pasado, en cada barrio los vecinos de esta ciudad deben sentir orgullo de pertenencia de una capital que reclama su puesto en la vanguardia del progreso y que muestra que es capaz de asumir cualquier reto y llegar a la meta”, aseguró Hidalgo.

La conformación del XI Mandato Democrático del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha tenido lugar esta mañana en la Sala San Borondón del Auditorio Alfredo Kraus donde se han dado cita los 29 nuevos corporativos en representación de seis formaciones políticas distintas.

El grupo más mayoritario es el compuesto por el PSOE con 11 ediles, seguido del Partido Popular (PP) con 7 concejales, Unidas Podemos con 3, Nueva Canarias con 3, Ciudadanos con 3, y Unidos-Coalición Canaria, 2 ediles.

Tras acceder todos los concejales electos a la sala San Borondón, la secretaria general del Pleno procedió a constituir la Mesa de Edad, compuesta por Pedro Quevedo (Nueva Canarias), como el edil de más edad, y por Javier Amador (Ciudadanos), como el más joven. Acto seguido, y tras acreditar su proclamación como concejal electo, uno a uno cada edil juró o prometió su cargo ante un ejemplar de la Constitución Española. Tras la promesa o juramento, Quevedo impuso a cada uno de los nuevos concejales la medalla corporativa que los acredita como miembro del Consistorio capitalino.

Una vez constituida la nueva Corporación Municipal se puso en marcha el proceso para la elección del alcalde. Para ello la secretaria general preguntó uno a uno a cada una de las seis formaciones políticas si presentaban candidato, con el resultado de tres opciones finales: Augusto Hidalgo por el PSOE, Josefa Luzardo por el PP y Beatriz Correas por Ciudadanos.

Tras ser proclamadas las candidaturas se procedió a la votación por medio de urna por parte de los 29 concejales. Los miembros de la Mesa de Edad, tras realizar el recuento de los votos, proclamaron a Augusto Hidalgo Macario como nuevo alcalde de Las Palmas de Gran Canaria para el periodo 2019-2023 al aglutinar 17 de los 29 votos en liza. El representante socialista aunó los 11 votos de su grupo, más los tres de Unidas Podemos y los tres de Nueva Canarias.

Hidalgo, tras aceptar explícitamente el encargo de ser alcalde, se acercó hasta el atril con el ejemplar de la Constitución Española a la que prometió acatar como nuevo regidor de Las Palmas de Gran Canaria. Tras la promesa, Quevedo entregó el bastón de mando de la ciudad a Hidalgo y cedió su sitio en la presidencia al nuevo alcalde de la ciudad.

Desde la presidencia del Pleno, Hidalgo otorgó la palabra a los diferentes portavoces de las seis formaciones políticas representadas en el Consistorio, y seguidamente dirigió una alocución a todos los presentes como nuevo alcalde de Las Palmas de Gran Canaria.

“Con el espíritu del diálogo, siempre construyendo y trabajando para los vecinos y vecinas, sin dejar a nadie atrás, es así como tres fuerzas políticas han forjado un nuevo acuerdo para formar un gobierno de progreso. Estamos plenamente convencidos de que la ciudadanía en nuestra era ha decidido apostar por mayorías que se fragüen en el dialogo y el consenso. Así hemos llegado nuevamente a un acuerdo para continuar con un proyecto del que todos sus componentes nos sentimos especialmente satisfechos, porque por primera vez en la historia del Consistorio tenemos la oportunidad de llevar a cabo una iniciativa de progreso, un impulso de cambio y desarrollo de manera sostenida”, refirió el alcalde.

Hidalgo recordó que en el mandato recién finalizado se lograron importantes objetivos de gestión como la eliminación de la deuda municipal con los bancos, la puesta en marcha de proyectos vertebradores como la Metroguagua, de realizar más de 200 obras en todos los barrios de la ciudad, multiplica las zonas verdes o articular nuevas herramientas para luhar contra la desigualdad social, acciones que se quieren potenciar en el nuevo Gobierno que comienza ahora su andadura.

“De pie, en la brecha, ahí nos encontraran los vecinos y vecinas de Las Palmas de Gran Canaria con los que hoy sellamos este acuerdo, trabajando por esta ciudad, por la que sentimos orgullo de pertenencia y responsabilidad, y a la que vamos a dedicar todos los esfuerzos que permitan abrir un futuro de esperanza y prosperidad para todos nosotros”, declaró Hidalgo.

“Siento un orgullo inmenso por esos vecinos que se van a la cama cada noche pensando como van a salir adelante el día siguiente y me han dado su confianza para ser alcalde, siento una gran responsabilidad por estar a la altura de su sordo esfuerzo diario”, añadió el nuevo alcalde, “trabajamos por ellos, y estamos orgullosos de querer convertir a Las Palmas de Gran Canaria en una ciudad multicultural, multimodal, de crecimiento sostenible, lista para el futuro cuidando lo mejor de su historia pero, por encima de todo, un espacio compartido que debe ser una oportunidad para avanzar juntos”.

Tras el discurso se dio por concluida esta sesión constitutiva del XI Mandato Corporativo de la Democracia en Las Palmas de Gran Canaria.