Compartir

 La Concejalía de Servicios Sociales, en colaboración con Cáritas y Protección Civil, está atendiendo a domicilio 32 familias cuyos miembros son población de riesgo y que carecen de redes de apoyo

 Esta iniciativa se enmarca en el plan de medidas extraordinarias que ha puesto en marcha el Consistorio para reforzar la atención a personas en situación o en riesgo de exclusión social 

  

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, ha activado una nueva línea de ayuda para facilitar un menú diario a personas mayores en situación de vulnerabilidad durante la crisis del COVID-19. Esta medida, que se lleva a cabo en colaboración con Cáritas y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, beneficia ya a 32 familias del municipio que reciben la comida en su domicilio.

La concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, señala que “con esta medida se da respuesta inmediata a personas que son población de riesgo ante el virus, que no tienen recursos ni red de apoyos, para que tengan cubierta una necesidad básica como es la alimentación”.

Vargas explica que el Consistorio está atendiendo ya a 32 familias del municipio que desde el inicio de la crisis se han puesto en marcha con los Servicios Sociales del Ayuntamiento para solicitar apoyo y señala que este número “se podrá incrementar de manera progresiva en función de las necesidades, ya que el Ayuntamiento va a garantizar que las personas más vulnerables no sufran los impactos de esta crisis”.

De las 32 familias que hasta el momento están recibiendo este servicio, 7 forman unidades familiares de dos personas que tienen dificultades para cocinar y salir a la calle y 25 son mayores que viven solos.

En concreto, la ayuda consiste en la entrega de lunes a domingo de un menú para cada persona que elabora Cáritas y que es repartido a domicilio por la Agrupación de Protección Civil de Las Palmas de Gran Canaria, con tres vehículos y una decena de voluntarios.

Para hacer posible esta acción, Protección Civil ha destinado tres vehículos y una decena de voluntarios.

Más de 600 familias atendidas

Esta ayuda forma parte del plan de medidas que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para apoyar a las personas más vulnerables del municipio.

El Ayuntamiento ha atendido desde que se inició el estado de alarma a más de 600 familias con recursos escasos, a los que ha entregado bonos, que oscilan entre los 150 y 500 euros, para que puedan adquirir de manera gratuidad los alimentos y productos básicos que necesiten.

De forma paralela, el Consistorio ha puesto en marcha una ayuda para suplir la ausencia de comedor escolar para los niños y niñas de las Escuelas Municipales de Educación Infantil que tienen cuota cero en este servicio con el objetivo de que tengan asegurada la alimentación mientras siga vigente el estado de alarma.

El Ayuntamiento también mantiene activo un servicio de compra a domicilio para atender a personas sin redes de apoyo que por prescripción médica se encuentran en aislamiento en su casa como consecuencia del Covid-19.

Si alguna persona tiene problemas para adquirir productos básicos durante el Estado de Alarma pueden contactar con el área de Servicios Sociales, a través del cual el personal podrá evaluar cada caso y tramitar una ayuda si se cumplen los requisitos.

Los vecinos pueden llamar a las oficinas de los distritos: Ciudad Alta (928 448 538 y 928 448 539); Vegueta-Cono Sur-Tafira (928 448 532 y 928 448 574); Isleta-Puerto-Guanarteme (928 448 542 extensión 47461); Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya (928 448 530 extensión 47247 y 928 446 000 extensión 472 47) y Centro (928 448 560). Además, tienen a su disposición el teléfono municipal de atención telefónica 010, con horario de 8:00 a 20:00 horas de lunes a viernes y de 8:00 a 15:00 horas los sábados.