martes, 29 septiembre 2020 12:32

Canarias hará cribados selectivos con pruebas PCR

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, ha anunciado este viernes que la comunidad autónoma hará cribados “selectivos” con pruebas PCR en territorios donde haya una alta incidencia de la pandemia de coronavirus, caso de Gran Canaria, por ejemplo, y también entre colectivos vulnerables.

En una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno que se reanudó esta tarde ha vuelto a insistir en que “por ahora no está previsto” por parte de las consejerías de Educación y Sanidad, subrayando que el aumento de pruebas PCR tiene un efecto “paradójico” porque aumentan los casos positivos pero también es la mejor fórmula para controlarlos.

Pérez ha comentado que ya se ha pasado de las 4.000 pruebas diarias pero niega cualquier “complacencia” porque los datos “siguen siendo preocupantes” —este viernes se ha registrado un nuevo récord diario con 382 positivos–.

Asimismo, ha señalado que se ha aprobado la creación de un nuevo documento en el que funden todas las medidas aprobadas por el Ejecutivo para combatir la Covid-19 porque es “imprescindible” que las normas “sean claras y entendidas” por los ciudadanos para que se cumplan.

El texto, que se publicará próximamente en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), regula y aclara algunas cuestiones como la distancia de seguridad o el uso de la mascarilla, que en el caso del ámbito laboral, se permitirá si el trabajador lo hace en solitario y con informe del departamentos de riesgos laborales de su empresa.

Con respecto a los eventos multitudinarios, al suponer un factor de riesgo elevado de transmisión de la enfermedad, deberán contar con la autorización de la comunidad autónoma, que será evaluada por un comité interdepartamental siempre que la solicitud se haga, al menos, con un mes de antelación al evento, que se aplicará a las solicitudes presentadas a partir del 4 de septiembre de 2020.

Además, en las islas que tengan al menos un municipio que supere los 100 casos por 100.000 habitantes en la incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos 7 días, con más de 2 casos esporádicos y que presenten un incremento en los últimos 7 días de más de un 10% respecto a la media de las dos semanas previas, se prohibirán las reuniones de más de 10 personas, se adelantará a las 00.00 horas el cierre de los bares y se cerrarán al uso los centros de día no ocupacionales.

Con respecto a la práctica de la actividad deportiva federada de competición de ámbito insular y autonómico, se establece que los entrenamientos, competiciones o eventos celebrados en instalaciones deportivas podrán realizarse con público.

Para ello, es obligatorio que se garantice el uso obligatorio de mascarillas, las personas permanezcan sentadas y mantengan la distancia interpersonal mínima recomendada y no excedan del setenta y cinco por ciento de la capacidad permitida del aforo.

Sobre velatorios y entierros, el Gobierno los permite asegurando el cumplimiento del uso obligatorio de la mascarilla, así como que la distancia de seguridad interpersonal entre no convivientes se respete en todo momento, con un límite máximo de veinticinco personas al aire libre o diez en espacios cerrados, sean o no convivientes.

BODAS: 80 PERSONAS AL AIRE LIBRE Y 25 EN INTERIOR

La participación en la comitiva para el enterramiento o despedida para cremación de la persona fallecida se restringe a un máximo de cincuenta personas, entre familiares y allegados, además de, en su caso, el ministro de culto o persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios de despedida del difunto.

Al acto de incineración o cremación podrán acceder un máximo de 5 personas.

En cuanto a la celebración de bodas, deberán ser servidas por personal profesional de la hostelería y la restauración.

Además, no se deberá ocupar más del 50% de su aforo, con un número máximo de 80 personas en espacios al aire libre o de 25 personas en espacios cerrados.

En esa línea, deben evitarse las actividades grupales en las que los asistentes interactúen físicamente por lo que se prohíbe el servicio de cóctel, buffet y barra libre.

El servicio de hostelería se realizará en mesa y el cliente no podrá ocupar una mesa sin que el personal del establecimiento lo acomode, al tiempo que se recomienda agrupar a los convivientes en torno a una misma mesa.

En el evento puede haber música ambiente en vivo siempre que no se promueva el cante o el baile entre los asistentes, excepto los novios en el momento del baile nupcial exclusivamente.

A estos efectos, no se requerirá la autorización de la autoridad sanitaria competente, por lo que recae en el profesional de la hostelería y la restauración la responsabilidad de garantizar que la celebración cumple con las medidas de prevención.

CONTROL DE TEMPERATURA

Sobre los espectáculos públicos, el Gobierno dispone que las celebradas en instalaciones desmontables o a cielo abierto podrán desarrollarse siempre que el público permanezca sentado o en sectores de grupos de hasta 15 personas de su entorno social o familiar sentado o de pie y que no supere el setenta y cinco por ciento del aforo permitido.

El Gobierno también reforzará los controles para impedir el consumo de alcohol que no estuviera autorizado y otras actividades no permitidas en la vía pública y admite el control de temperatura en puertos y aeropuertos y cualquier otra medida sanitaria para pasajeros procedentes de la Península u otras islas.