Quantcast

Canarias felicita al Programa Mundial de Alimentos por premio Nobel de la Paz

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha felicitado al Programa Mundial de Alimentos (PMA) por premio Nobel de la Paz que ha recibido este viernes, recordando que una de las seis bases de la iniciativa está instalada en Las Palmas de Gran Canaria.

“Es un día feliz para las islas y felicito el nombre del Gobierno de Canarias al PMA, que ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz. Hay seis estructuras del Programa Mundial de Alimentos en el mundo y una está en Canarias”, dijo en declaraciones a los medios de comunicación.

En concreto, expuso que la que está ubicada en el archipiélago tiene conexión directa con países de África, “que además hace una labor humanitaria magnífica”.

“Es para estar hoy muy feliz porque un trocito de este Premio Nobel de la Paz está en Canarias y creo que es un justo reconocimiento a una labor de muchos años”, concluyó.

NOBEL POR SU LUCHA PARA “COMBATIR EL HAMBRE”

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha sido galardonado este año con el premio Nobel de la Paz por su lucha para “combatir el hambre” a nivel mundial, en el marco de la cual brindó ayuda a 100 millones de personas en 88 países durante 2019.

“La necesidad de solidaridad internacional y cooperación multilateral es más evidente que nunca”, según el Comité Noruego del Nobel, que ha personificado su reconocimiento en la figura del PMA, entre otras razones por su labor “para impedir el uso del hambre como arma de guerras y conflictos”.

El jurado ha recordado que la erradicación del hambre es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que aún en 2019 había 135 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria aguda, “el número más alto en muchos años”, en gran medida por los efectos colaterales de situaciones de violencia. De hecho, consideran que “la relación entre hambre y conflictos es un círculo vicioso”.

Además, “la pandemia de coronavirus ha contribuido a un drástico repunte en el número de víctimas del hambre”, según el Comité, que ha reconocido la “impresionante capacidad” del PMA para seguir llevando a cabo su trabajo en plena emergencia sanitaria. En este sentido, ha parafraseado a la propia organización para apuntar que “hasta que haya una vacuna médica, la comida es la mejor vacuna frente al caos”.

El jurado ha querido poner en valor la necesidad de que organizaciones como el PMA reciban los fondos que necesitan. “El mundo corre el riesgo de sufrir una crisis del hambre de proporciones inconcebibles si el PMA y otras organizaciones de asistencia alimentaria no reciben el apoyo económico que necesitan”, ha advertido, alertando de situaciones como las de Yemen, República Democrática del Congo, Nigeria, Sudán del Sur y Burkina Faso.

El Programa Mundial de Alimentos ha agradecido a través de Twitter el galardón, en el que la organización ve “un poderoso recordatorio para el mundo de que la paz y el hambre cero van de la mano”.

CEREMONIA REDUCIDA

La agencia de la ONU sucede en el palmarés al primer ministro de Etiopía, Abyi Ahmed, que recibió el Nobel de la Paz en 2019. Para la edición de este año se habían presentado las candidaturas de 211 personas y 107 organizaciones, la cuarta cifra más alta de toda la historia.

La ceremonia de entrega tendrá lugar el 10 de diciembre, aunque el formato será distinto al de otros años por razones sanitarias. Los organizadores han optado por mover la ceremonia de entrega desde el Ayuntamiento de Oslo, que la acoge desde 1990, al Aula de la Universidad, un recinto menor pero que ya fue escenario del evento entre los años 1947 y 1989.

Comentarios de Facebook