Compartir

La consejera de Artesanía del Cabildo de La Palma, Susana Machín, ha
mantenido un encuentro de trabajo telemático con los responsables
municipales de esta área para abordar las medidas que se van a adoptar
para combatir los efectos de la crisis sanitaria del coronavirus
Covid-19 sobre el sector.

Susana Machín indicó que se ha acordado la realización de ferias de
carácter municipal o comarcal en los meses de noviembre y diciembre en
compensación a la imposibilidad de celebrar la Feria Insular, que este
año coincidía con las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen.

La  consejera destacó que esta medida ya fue también abordada en una
reunión previa con el sector para paliar el efecto que representa la
cancelación de la principal feria que se celebra en el año.

Asimismo, desde la Consejería se ha solicitado a los ayuntamientos que
presenten una localización en el municipio donde se puedan realizar
demostraciones en vivo de los oficios artesanales de cara a la
recuperación del turismo. La consejera destacó que esta iniciativa se
está desarrollando en la Escuela  Insular de Artesanía de Villa de Mazo,
con una gran aceptación.

Susana Machín informó que el Cabildo va a poner en marcha un portal en
Internet para la promoción de las artesanas y artesanos de La Palma, y
sus productos y animó a los  ayuntamientos a trabajar también en esa
línea desde el ámbito municipal.

La consejera también informó que las dos convocatorias del Cabildo para
obtener el carné de artesano, que no se han podido realizar debido al
estado de alarma, se realizarán en cuanto la normativa en medidas de
seguridad por el Covid-19 lo permita.

Susana Machín agradeció el trabajo y la coordinación entre los
ayuntamientos y el Cabildo en materia de artesanía para contribuir a
paliar los efectos de la crisis sobre este sector. Y ha insistido una
vez más en la importancia de la apuesta por el consumo de la artesanía
palmera por lo  que representa no solo para la economía local sino
también para la conservación de un patrimonio único.