Compartir
Pixabay

Los avicultores alertan que, pese a disponer de una amplia oferta, en las últimas semanas muchos puntos de venta han prescindido de las producciones canarias para sustituirlas por  importaciones más baratas pero carentes de frescura.

“Es necesario una implicación de la gran distribución, el pequeño comercio y mentalizar al consumidor para que apoyen a la avicultura canaria. De lo contrario, cerrarán muchas explotaciones”.

            La Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (ASAGA Canarias ASAJA) hace un llamamiento al consumo de huevo local frente a la invasión de producciones foráneas, que en las últimas semanas se han incrementado en el mercado insular, para evitar la ruina del sector avícola de Canarias ya de por sí perjudicado por el estado de alarma en el que se encuentra el país. Cabe recordar que la producción local de huevos cubre aproximadamente el 60% del mercado insular.

Esta organización profesional agraria recuerda que consumir “huevos canarios es una cuestión de calidad agroalimentaria, al tratarse de un producto fresco y de cercanía que se engloba bajo el concepto de kilómetro cero, además de una medida de apoyo al sector avícola y, por ende, a la economía y al mantenimiento de los puestos de trabajo tan vulnerables en estos momentos”.

Actualmente al estar paralizada la hostelería y con una apertura todavía parcial de la restauración hacia donde las avicultores de Tenerife destinaban, hasta el establecimiento del estado de alarma, buena parte de sus producciones, sus canales de comercialización se han visto reducidos a determinadas cadenas de distribución y pequeños comercios de cercanía que resultan insuficientes para dar salida a sus existencias, lo que ha generado una sobreoferta de huevo local. “Si continúan dejándonos al margen de la recuperación, acabaremos tirando huevos o lo que es peor, cerrando nuestras granjas”, advierten los productores.

Ante esta situación, la queja de los avicultores de la isla se centra en que en las últimas semanas las producciones foráneas de huevo, pese a estar gravadas con un 10% en el Arbitrio a las Importaciones y Exportaciones de Mercancías (AIEM), entran a las islas a precios “muy bajos” inundando la mayor parte de estos puntos de venta que han optado por prescindir del huevo local.

Estos huevos foráneos resultan ser excedentes de la Península que al no encontrar salida comercial se destinan a otros mercados como es el caso de Canarias generando una oferta masiva que se comercializa a precios por debajo del coste de producción y con la que los avicultores locales no pueden competir.

En este sentido, ASAGA Canarias ASAJA, valora positivamente que en la negociación del AIEM que entrará en vigor el próximo año, el Ejecutivo Regional haya solicitado la modificación del porcentaje que actualmente abonan las importaciones de huevo para pasar de un 10% a un 15%.

Por otro lado, esta organización profesional agraria considera que ahora más que nunca es imprescindible poner en práctica las campañas publicitarias de sensibilización del producto local que se están emitiendo en la actualidad por diferentes medios de comunicación para que “verdaderamente se produzca un compromiso de la gran distribución, el pequeño comercio y los consumidores con el objetivo de apoyar el producto local con una mayor demanda y consumo. Solo así podremos aminorar los graves efectos negativos que está generando esta crisis en el sector ganadero de la isla y por tanto en la economía de nuestra región”.

ASAGA Canarias recomienda a los consumidores fijarse siempre en el etiquetado para comprobar el origen del huevo y evitar así caer en algunas malas prácticas que recurren a rectificar las fechas de puesta para simular que el producto, si procede de la Península, es fresco cuando no lo es y solo cabría la posibilidad de pensar que “la gallina ha tenido que poner el huevo en el barco para que fuera cierto”.