martes, 22 septiembre 2020 15:17

El Cabildo de Gran Canaria cierra 29 centros de día que atienden a 616 personas

El Cabildo de Gran Canaria procedido al cierre de 29 centros de día que atienden a 616 usuarios entre mayores y discapacitados intelectuales con necesidad de tercera persona dentro de las medidas de precaución ante la propagación del covid-19 en la isla.

Además, se ha restringido en el régimen de visitas en las residencias de la tercera edad para proteger a la población más vulnerable, según ha informado la Corporación insular.

En este sentido, los profesionales de los centros que cierran temporalmente sus puertas permanecerán en contacto con las familias y usuarios para dar apoyo a sus necesidades, mientras que los centros ocupacionales y centros de rehabilitación psicosocial, así como el servicio de promoción de la autonomía personal, mantendrán su actividad con todas las medidas de prevención ajustadas a la normativa, detalla la consejera de Política Social y Accesibilidad de la Institución insular, Isabel Mena.

El cierre de los centros de día de mayores y discapacitados intelectuales que precisan del apoyo de otra persona se extiende desde hoy viernes a toda la red insular en cumplimiento del decreto de medidas especiales del Gobierno de Canarias por la pandemia, aunque el Cabildo ya ordenó el lunes la clausura de todos estos espacios de atención diurna que están dentro de las residencias, que son la mayoría.

Además, el nuevo escenario también restringe desde el pasado martes las visitas a las 23 residencias que suman 1.883 plazas de mayores a una vez por semana con la duración límite de 1 hora y siempre por parte del mismo familiar, la máxima limitación que prevé el decreto del Gobierno autonómico.

Las medidas en las residencias de mayores replican las aplicadas en marzo e incluyen la creación de áreas de aislamiento o ‘zonas Covid’ similares a las implantadas en los hospitales para evitar que los posibles contagiados establezcan contacto con el resto de usuarios e impedir eventuales brotes incontrolados.

Además, las residencias de mayores de mayor tamaño como las del Pino, El Sabinal y Taliarte están sectorizadas con grupos de 20 usuarios que solo tienen contacto entre ellos y con el mismo personal para reducir al máximo las posibilidades de un brote que afecte al conjunto de las residencias. En el caso concreto del Sabinal, el Cabildo ha suspendido temporalmente todas las visitas hasta completar el cribado y ya se ha aislado a los positivos asintomáticos.