Quantcast

Bruselas pide a los 27 “cuanto antes” un “amplio diálogo político”

La Comisión Europea ha pedido este jueves a los países de la UE que inicien “cuanto antes” un “amplio diálogo político” para preparar los planes nacionales de reformas e inversiones que serán financiadas con el plan de recuperación europeo, al tiempo que ha lanzado una serie de recomendaciones sobre dónde deberían ir dirigidos dichos proyectos.

“Será crucial que los Estados miembros deben entablar lo antes posible un amplio diálogo político que integre a todas las partes interesadas en la preparación de sus planes de recuperación y resiliencia”, ha expresado en un comunicado el Ejecutivo comunitario.

En la misma línea, Bruselas ha instado a los socios comunitarios a poner en marcha “mecanismos sólidos de coordinación” entre autoridades locales y regionales, así como con los agentes sociales, tanto para las fases de planificación y de implementación de las reformas que serán financiadas con este plan.

La “responsabilidad nacional”, ha subrayado la Comisión, será un “requisito previo” para conseguir una aplicación “exitosa” del Instrumento de Recuperación y Resiliencia (RFF, por sus siglas en inglés), el programa principal del plan de recuperación con una dotación, entre subsidios y préstamos, de 672.500 millones de los 750.000 millones totales.

España será el segundo país más beneficiado de este instrumento y recibirá 43.480 millones de euros entre 2021 y 2022 y aproximadamente 15.700 millones en 2023 (en función de la caída del PIB como consecuencia de la crisis) en forma de transferencias. A estas cifras habría que sumar la parte correspondiente a préstamos.

Pero para acceder a dichos fondos, todos los países tendrán que enviar a Bruselas sus planes nacionales de reformas, que deberán recibir después el visto bueno de la Comisión, primero, y del resto de capitales, después, para desbloquear el dinero.

El Ejecutivo comunitario ha detallado que los Estados miembros podrán enviar estos documentos entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2021, aunque también les ha invitado a remitir borradores el próximo 15 de octubre, junto con el proyecto de presupuestos para el próximo año.

Tal y como acordaron los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de julio, una vez aprobados los planes, cada país podrá recibir un sobre de “prefinanciación” equivalente al 10% de los fondos que tenga asignados.

TRANSPORTE LIMPIO, DESPLIEGUE DE LA 5G Y RENOVACIÓN DE EDIFICIOS

Al evaluar los planes nacionales, la Comisión Europea vigilará que las reformas e inversiones planificadas sirvan para fortalecer sus economías y cumplir las recomendaciones que la institución comunitaria publicó para cada país en 2019 y 2020, pero también para impulsar las transiciones ecológicas y digital.

En este sentido, las autoridades comunitarias han identificado siete áreas prioritarias, entre ellas la puesta en marcha rápida de “tecnologías limpias” con perspectivas de futuro y la aceleración y el uso de energías renovables.

En el ámbito ecológico también invitan a renovar edificios públicos y privados con vistas a mejorar su eficiencia energética, fomentar el transporte sostenible, accesible e inteligente mediante, por ejemplo, la instalación de estaciones eléctricas de recarga, y ampliar las redes de transporte público.

Bruselas también recomienda utilizar los fondos europeos para desplegar servicios de banda ancha rápida en todas las regiones y hogares, incluidas las redes de fibra y de 5G, y para modernizar y digitalizar la administración y los servicios públicos, en especial el sistema judicial y la sanidad.

Del mismo modo, invita a desarrollar proyectos que aumenten la capacidad industrial en los campos de datos en la nube y en el desarrollo de procesadores de máxima potencia, última generación y sostenibles.

Por último, llama a aprovechar el dinero del plan europeo de recuperación para adaptar los sistemas educativos a las nuevas competencias digitales y fomentar la educación y la formación profesional a todas las edades.

Comentarios de Facebook