Compartir

Los daños detectados en el muro de contención de la Avenida Marítima tras la inspección realizada hoy por los técnicos del Cabildo en colaboración con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el personal de Emalsa han obligado al cierre de un segundo carril en sentido norte entre el Hospital Insular y la Guardia Civil por motivos de seguridad.

Los técnicos han comprobado que el hueco que ha quedado bajo la vía como consecuencia del oleaje traspasa el paseo y el primer carril y llega hasta el segundo carril.

El personal de la Consejería de Obras Públicas e Infraestructuras del Cabildo trabajará desde la 9 de esta noche aprovechando la bajamar y durante toda la noche con el objetivo de que los trabajos causen la menor afección al tráfico posible.

El Cabildo recomienda que a partir de mañana, en las horas de mayor afluencia de tráfico, los usuarios adelanten su salida ante las previsibles retenciones de esta vía, que soporta un importante volumen de tráfico y, además, que en la medida de lo posible utilicen la circunvalación (GC-3) como entrada a la ciudad.

Asimismo, recuerda a los peatones y ciclistas que no pueden circular por el carril cerrado al tráfico ya que es muy peligroso y además conlleva sanciones.

Los perfiles de Facebook y Twitter @GranCanariaGC y CarreterasGC informarán de cualquier incidencia que se produzca y del desarrollo de los trabajos.