Compartir

 El F.C.Barcelona está dispuesto a invertir 60 millones de
euros en fichajes este verano. Esta es una cantidad que puede aumentar si las
ven
tas aportan beneficio. Los casos de Bartra, Munir, Adriano, Vermaelen, Tello
o Douglas están sobre la mesa de las salidas.

El staff calcula que, además de aligerar la masa salarial, vender
a jugadores que no sirven para Luis Enrique puede reportar 30 millones
de euros
adicionales.

Mientras esto no sucede se aceleran las negociaciones para
encontrar un central que acompañe a Piqué y a Mascherano y que
no sea un
jugador de transición.: que pueda permanecer en el club varios años por
rendimiento y por edad.

En este perfil los jugadores que se manejan en el mercado son
Marquinhos, brasileño del París Saint Germain, y Blind, central del Manchester
United, que, además, puede jugar de lateral y de medio centro.

La polivalencia es un requisito que siempre ha estado
presente en las valoraciones de los técnicos para contratar a un jug
ador.

Según ha trascendido de los hipotéticos 90 millones de euros
que se disponen el Barça podría invertir 40 en la contratación de Marquinhos
que esta temporada ha tenido un papel menor en los esquemas del técnico francés
Laurent Blanc.

Luis Enrique ha llegado a esta determinación porque la
velocidad y el carácter corrector del central de la canarinha hacen que sea la
pareja
ideal para Piqué en un momento en que Mascherano ha llegado a los 32
años y se plantea seriamente abandonar la disciplina del club catalán.

El entorno de Marquinhos ha hecho constar que, pese a contar
con ofertas de la Premier League,
prefiere aceptar la oferta que le ha llegado des
de el Barça.

Este es un interés que ya se percibió en anteriores
temporadas pero que no acabó cuajando por distintos motivos.

Además de central zurdo Marquinhos puede jugar como lateral
izquierdo y así cubrir la baja de otro brasileño, Adriano Correia, qu
e, después
de seis años abandonará la disciplina barcelonista

El Barça entiende que Marquinhos puede ser el central de la
próxima década y el jugador cree que llegar a la entidad catalana supo
ne un
salto cualitativo en su carrera y un aliciente por jugar al lado de Neymar jr.