Compartir

La sección de básquet del F.C.Barcelona tiene el objetivo de
quedar en la primera posición de la temporada regular para asegurarse el factor
campo en los play off de semifinales y en una hipotética final.

Ahora mismo, aventaja en una victoria a Valencia Basket y a
Real Madrid pero en caso de perder uno de los tres partidos que quedan pasaría
al tercer lugar y tendría el factor campo en contra tanto con los valencianos
como con los madrileños.

La liga ACB es el único gran título que pueden ganar los de
Xavi Pascual después del fiasco en la Euroliga y en la Copa del Rey donde fueron e
liminados en cuartos
de final por Lokomotive Kuban y por Bilbao Dominion Básquet.

Mañana, a partir de las 20.30 horas, el equipo catalán
recibe en el Palau Blaugrana al Herbalife Gran Canaria de Aíto García Reneses
que vuelve a la que fue su casa durante más de una década.

El equipo canario es el escollo más difícil que le resta en
este tramo final al Barça porque domingo viaja a Madrid para enfrentarse a un
casi desce
ndido Estudiantes y la semana que viene cerrará la liga regular con
Iberostar Tenerife.

Las dudas han vuelto a aparecer este fin de semana con el
mal partido que jugó el equipo en La
Fonteta valenciana.

Los pobres porcentajes de perímetro y la falta de intimidación
del juego interior permitieron que, en todo momento, el base valenciano Diop
mar
cara el ritmo de juego.

Arrollo apareció sólo 8 minutos y Satoransky no supo
catalizar el juego barcelonista como en anteriores ocasiones.

Dosey, que no juega en la liga, es la bala que guarda en la
recámara en técnico catalán para sustituir a Arrollo en la disputa de los play
off al título.

Si acabara confirmándose esta sustitución de los
extracomunitarios Pau Ribas asumiría la dirección del juego como ya ha hecho en
otros tramos de la temporada y Oleson, Navarro y Ericsson compartirían la
posición de escolta.

Pascual sabe que no puede fallar en los tres partidos que ha
de jugar su equipo en los próximos días. De esto depende la temporada
blaugrana.