Compartir

Después de cuatro partidos, dos en Rusia y dos en Barcelona,
la sección de básquet blaugrana ha tenido que volver a hacer los tres mil kilómetros
qu
e separan la capital catalana de esta ciudad remota del norte de Rusia.

Los de Xavi Pascual jugaron un mal partido en el cuarto
enfrentamiento en el Palau pero desaprovecharon la posibilidad de certificar el
billete a Be
rlín en una prórroga nefasta.

En los tres primeros partidos, el Barça se mostró superior
al Lokomo
tive pero en el primero acabó cediendo en dos últimos minutos muy
deficientes.

Tanto el juego en la pintura como el del perímetro es muy
superior por parte barcelonista como se demostró en el segundo y en el tercer
partido. En el segundo, los catalanes se impusieron de 26 puntos en Krasnodar y
en el tercero ganaban por 20 minutos a minuto y medio del final del match.

Las figuras norteamericanas de los rusos, Randolph, Delaney,
Draper y Singleton aglutinan la intensidad del juego de su equipo y una buena
parte
de su poder anotador.

Los pívots juegan de fuera a dentro y el rebote y la
intimidación debe estar de parte de los
de Xavi Pascual.

El técnico de Gavá recupera para esta tarde al pívot Joey Dorsey
que sufrió un esguince de tobillo hace una semana en el descanso del primer
encuentro. Ta
mbién Shine Lawal ha recibido el alta médica después de dos meses
de inactividad a raíz de la artroscopia que se le practicó por la rotura de
menisco.

En caso de vencer hoy los barcelonistas accederían a su décimo
quinta final four igualando las que ha conseguido el CSKA de Moscú, su rival en
las semifinales
berlinesas en caso de ganar en Krasnodar.

Tanto rusos como catalanes sólo han conseguido ganar dos de
estas catorce finales precedentes
.

La
Euroliga ha frenado las opciones del Barça en la liga ACB.
Domingo cedió ante el Real Madrid y ahora está empatado con Valencia Básquet al
frente de la clasificación con un partido menos. Un encuentro que jugará 48
horas más tarde del duelo de
esta tarde ante Laboral Kutxa en el Palau
Blaugrana.

Navarro vuelve al equipo una vez recuperado de las molestias
musculares que vienen acusando toda la temporada.