Compartir

El F.C.Barcelona sigue dependiendo de sí mismo para
revalidar los títulos de liga y de copa del rey. Ante el Deportivo el equipo
evocó al de los mejores momentos, aquél que hace un año apenas se exhibió en el
Parque de los Príncipes de París, en Manchester ante
el City o bien la final de
la Champions
berlinesa ante la Juventus
de Turín.

El equipo que había encadenado 39 partidos sin perder volvió
ayer a demostrar que es uno de los mejores equipos del continente endosando
ocho goles al rival.

Suárez se encuentra en un momento inmejorable de forma. Ayer
marcó 4 goles y dio 3 asistencias. Messi se va reencontrando con su mejor
puest
a a punto y Neymar no anda fino pero siempre es una amenaza en ataque.

En caso de ganar este sábado al Sporting de Gijón, el Barça
tendrá 4 semanas en blanco para afrontar los últimos 4 partidos de la
temporada. Desde el pasado mes de enero, los de Luis Enrique jugaban partido
cada tres días y, de esta manera, podrá descansar
una semana antes de su próximo
compromiso.

Esta es una ventaja sobre los equipos de Madrid que han de
jugar partidos de Champions la semana que viene. Compromisos europeos ante
Manchester City y Bayern Munich que desgastarán a los rivales por el título.

El bajón del Barça ha aireado la debilidad de la plantilla. Luis
Enrique no encuentra recambios de garantías entre los suplentes cuando los
titulares bajan el nivel comp
etitivo.

Sólo Sergi Roberto se suma al 11 de gala habitual. Marc
Bartra demostró ayer que puede ser un relevo de garantías a los centrales
titulares.

Sporting, Betis, Español y Granada, por este orden, son los
rivales de los barcelonistas en el sprint final liguero.

La Copa
del Rey espera el 22 de mayo ante un Sevilla que ha perdido ante Sporting de
Gijón y Valencia a domicilio en sus últimas salidas ligueras.