Quantcast

Aznavour, Conte, Tom Jones y George Benson, estrellas del festival Pedralbes

Barcelona, 8 abr (EFE).- Charles Aznavour, Paolo Conte, Tom Jones, Joan Baez y George Benson serán algunos de los principales atractivos de la cuarta edición del Festival Jardines de Pedralbes, que comenzará el 11 de junio con la actuación de la banda irlandesa The Cranberries.

A falta de confirmar “dos artistas importantes”, la cuarta edición del festival será la oportunidad para ver en Barcelona a grandes glorias de la música, como Aznavour, mito de la canción francesa en activo a sus 92 años.

El pasado año Charles Aznavour editó el último de sus 51 álbumes, “Encores”, en el que rinde tributo a Edith Piaf y guiña el ojo a las nuevas generaciones invitando a Benjamin Clementine a interpretar “You've got to learn”, una versión de “Il faut savoir”.

No menos legendario es Paolo Conte, que actuará el 28 junio, y es el más carismático de los cantautores italianos, con una fuerte influencia del jazz.

Un día después será el turno del galés Tom Jones, que llegará al Jardines de Pedralbes con un nuevo álbum, “Long Lost Suitcase”, en el que traslada a su campo una selección de algunas de sus canciones favoritas de Bob Dylan, Hank Williams, Rolling Stones, Led Zeppelin, Leonard Cohen, Willie Dixon o Los Lobos.

El soul y el jazz estarán representados por una de sus estrellas veteranas, George Benson (4 de julio), cuyos dos últimos discos, “Guitar man” e “Inspiration: A tribute to Nat King Cole”, resumen su talento.

El folk tendrá como exponente a la legendaria Joan Baez (10 de julio), dentro de una gira que coincide con la reedicion en vinilo de “Diamonds and Rust in the Bullring” (1989), remasterizado de la cintas originales analógicas grabadas durante un concierto en la plaza de toros de Bilbao.

Sin abandonar el folk, en la segunda actuación del festival (12 de junio) doce bailarines y tres músicos de Celtic Legends se sumarán a la banda de Carlos Núñez para crear un nuevo espectáculo.

Además de Núñez, de la escena española actuará también el incombustible Miguel Bosé, con el “Amo Tour”, un espectáculo de dos horas en el que, arropado por ocho músicos, cantará temas de “Amo” y recorrerá algunos cortes de su repertorio.

La lírica y la música clásica tendrán cabida en la programación con la presencia del tenor peruano Juan Diego Flórez (14 de junio) y del virtuoso violinista Ara Malikian (30 junio), quien repasará lo mejor de su carrera y ofrecerá nuevas composiciones con la idea de acercar la música clásica a todos los públicos.

La presencia de las viejas glorias quedará compensada en los Jardines de Pedralbes con artistas más recientes, como Milky Chance (15 junio), James Morrison (17 junio), The Lumineers (26 junio), M83 (11 de julio) y el cantautor sueco de origen argentino José González (12 de julio).

En esta edición, ha anunciado hoy el director general del festival, Martín Pérez, la principal novedad es “una nueva línea de conciertos, con proyecciones de películas y la interpretación de la banda sonora con la Orquesta Sinfónica del Vallès, que se iniciará con “En busca del arca perdida”, filme de la saga Indiana Jones (19 y 20 de julio), y con “The Artist” (2 y 3 de julio).

Martín Pérez considera acertado el modelo de este festival, con oferta y condiciones técnicas de calidad, pero “accesible al público” y por ello este año el precio medio ha descendido un 11% y se mantiene un precio mínimo para todos los conciertos de 16 euros, con el objetivo de acercarlo a un tipo de público más joven”

En una escala de once precios diferentes para todos los conciertos, las entradas más caras serán de 160 euros para las actuaciones de Aznavour y Tom Jones, ha dicho Pérez.

El presupuesto de esta cuarta edición es de 2,8 millones de euros, de los cuales el 40 % corresponde a patrocinio, mientras que el apoyo de Generalitat y Ayuntamiento es de tipo logístico y de promoción.

“Yo mantengo que un festival privado tiene que vivir de las aportaciones privadas y creo que el momento económico general no es quizá el mejor para que las administraciones públicas apoyen económicamente un festival privado”, ha señalado Pérez.

El festival continuará con su acción social contratando a la mitad del personal necesario con algún tipo de discapacidad, incorporando a algunos refugiados que vendrán para trabajar según sus especialidades y, por primera vez, se sumará a la campaña estival del Banco de los Alimentos. EFE

Comentarios de Facebook