Quantcast

Presidente del Pompidou cree que el éxito de Málaga ayudará a llegar a Asia

Málaga, 6 abr (EFE).- El presidente del Centro Pompidou de París, Serge Lasvignes, ha afirmado hoy que el “éxito” de la sede de Málaga en su primer año de funcionamiento, con más de 220.000 visitantes, “es un ejemplo para exportar a otros lugares” y “ayudará mucho” en los nuevos proyectos de la institución en Seúl y Shangai.

“No debemos quedarnos de brazos cruzados ni sentarnos cómodamente a contemplar estas cifras, que nos exigen seguir esforzándonos para conseguir los mismos índices de visitas en el futuro”, ha advertido Lasvignes en una rueda de prensa en la que ha ofrecido un balance del Centro Pompidou de Málaga, primera sede de la institución fuera de Francia, que se inauguró el 28 de marzo de 2015.

Para sus próximos proyectos, ha precisado que el Pompidou de París no tiene “un único modelo de exportación”, ni es “una cadena de comida rápida que busca reproducir lo mismo en todo el mundo”.

“Lo que nos apasiona de lo que está ocurriendo en Málaga es que funciona como un laboratorio para ver las dificultades y problemas, y al mismo tiempo vemos que la especificidad de Málaga tiene la vocación de ser reproducida”, ha explicado.

Las “prioridades” de la institución parisina están “en el continente asiático” y hay “conversaciones” con Seúl y Shangai, según Lasvignes, que ha añadido que la “experiencia” de Málaga “servirá mucho”, pero no harán “una reproducción de lo que ocurre aquí, sino que en cada proyecto hay que construir algo diferente”.

Ha apuntado que un artículo del National Geographic citaba el Pompidou de Málaga “como uno de los museos más hermosos de España”, y en una visita a Singapur la semana pasada le dijeron que conocían el centro malagueño, “porque es una referencia básica cuando se piensa en la evolución de los museos en el mundo”.

Al preguntársele por la permanencia del Pompidou en Málaga más allá de los cinco años previstos para este centro provisional, Lasvignes ha señalado que no esperarán “al último día del quinto año para pensar qué hacer”.

“No estamos ni a medio camino y es pronto para hablar de ello. Necesitaremos ver qué va a pasar en el futuro, veremos junto al Ayuntamiento qué hacer y sólo nos quedaremos si se nos quiere aquí, pero no creo que vayamos a romper de forma abrupta como si nada hubiera pasado entre nosotros”, ha añadido el presidente.

Ha calificado de “incontestable” la cifra de 220.000 visitantes y ha avanzado que la renovación de la exposición permanente que se instalará a principios de 2017 será “muy rica e interesante”.

Para crecer en visitantes, ha apostado por “dar más vida” al Pompidou de Málaga “con una programación atractiva y una diversificación de formatos” y “trabajar en el gran vivero que representan los turistas en esta ciudad”.

“Tenemos un 70 por ciento de visitantes españoles y un 30 por ciento de extranjeros, y es un terreno muy fértil que se puede desarrollar, especialmente los europeos”, ha señalado Lasvignes, que ha advertido de que no hay que “caer en el error de crear una programación atractiva sólo el primer año para que vengan y no vuelvan, sino que hay que apostar por la fidelización”. EFE

jlp/vg/ram

Comentarios de Facebook