Quantcast

El “Teatro completo” del duque de Rivas desmiente que fuese un reaccionario

Sevilla, 26 mar (EFE).- El “Teatro completo” de Ángel de Saavedra, duque de Rivas, publicado por primera vez en versión íntegra en dos volúmenes de casi un total de dos mil páginas, en edición de Diego Martínez Torrón, revela, según este profesor, que “no se trata de un autor superficial ni de un reaccionario”.

Con esta edición a cargo de Alfar, el profesor de la Universidad de Córdoba Martínez Torrón, que ya editó la “Poesía completa” del duque de Rivas (1791-1865) hace tres años, ha dicho a Efe que pretende “redescubrir” a este clásico que “ha sido a veces estudiado de modo confuso”.

Como ejemplo de esa confusión, ha citado a Azorín, quien “fue un crítico muy fino y sensitivo, pero no comprendió a Rivas, le colgó la etiqueta de autor superficial y colorista, una especie de pintor de costumbres”.

“Por el contrario, el teatro de Rivas es de una gran profundidad y nada reaccionario; por más que el último Rivas fuera un aristócrata conservador, Grande de España”, advierte.

“No debemos olvidar su valentía, no sólo en la Guerra de 1808, donde fue herido de gravedad, sino también su actitud política a contracorriente, pues tuvo que exiliarse primero por sus ideas progresistas, y en su madurez por sus ideas conservadoras, perseguido en ambos casos por su propia actitud auténtica y valiente”, ha explicado el profesor.

Martínez Torrón ha señalado sobre el teatro de Rivas que “esta es la primera vez que se publica de modo completo y en edición fiable desde el punto de vista textual”.

Con un estudio preliminar que analiza todas las obras de Rivas, estos dos volúmenes contienen sus catorce obras teatrales, incluidas las dos inéditas: “Ataúlfo”, que publicó Cacho Blecua en 1981; y “Doña Blanca de Castilla”, que publicó el mismo Martínez Torrón en 2007 con un estudio acerca de la figura de don Pedro el Cruel.

El profesor ha recordado que “la última vez que se había intentado publicar la obra completa del duque, en la que se contenía su teatro, fue en 1957 por Jorge Campos, en Ediciones Atlas, en la colección Biblioteca de Autores Españoles; fue una edición pionera, pero saltaba páginas completas del texto, y la deficiente puntuación la hacía incomprensible”.

Para Martínez Torrón, “el teatro de Rivas toca temas muy importantes; parte de un concepto pagano de la vida, a partir del tema del destino, que aparece no sólo en el 'Don Álvaro' sino en otras muchas obras”.

“El destino griego es opuesto al libre albedrío cristiano, por lo que su visión no es nada conservadora. Su concepto del mundo griego está dotado del apasionamiento romántico, ya desde sus primeras obras, una visión que nada tiene que ver con el frío equilibrio academicista con que los neoclásicos enfocaron el mundo grecolatino”, ha añadido.

El profesor confía en que esta edición sirva para dar a conocer obras de Rivas “interesantes y poco conocidas”, así como los temas que aborda en su teatro y que pueden resultar sorprendentes.

Así, ha puesto como ejemplo “la voluntad de integrar pacíficamente a los personajes islámicos, relatando la relación amorosa entre una morisca y un cristiano, en 'La morisca de Alajuar', pieza en que la crítica no había reparado”.

También ha mencionado “la crítica de la aristocracia y sus apariencias, frente a la idea de trabajo en 'Tanto vales cuanto tienes'; y la fantasía calderoniana sobre la ambición política y económica, de 'El desengaño en un sueño'”. EFE

Comentarios de Facebook