Compartir

Los socialistas catalanes subrayan que los resultados del
primer Barómetro de Opinión Pública del 2016 dejan claro que no hay una mayoría
suficiente en Catalunya a favor de su independencia.

Desde el PSC se advierte que cuando a los encuestados se les
ofrecen otras fórmulas de encaje de Catalunya con España se decantan por fórmulas
de entendimiento, como la un Estado federal.

Las incertidumbres sobre la hoja de ruta que, últimamente,
ha hecho públicas el president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, han
oscurecido la posibilidad de que se proclame la independencia en 18 meses.

A la pregunta sobre cómo deberían ser las relaciones entre
Catalunya y España, ante el 38,5%
que se decanta por la independencia, hay una
mayoría del 55,5% que escogen fórmulas de entendimiento con el resto de España,
ya sea a través de una relación como comunidad autónoma o bien un encaje dentro
de una España federal
.

Para el PSC, el acuerdo, el diálogo, y el pacto van
recogiendo apoyos ante una opción de ruptura que se estanca y se enfría.

Sobre la estimación de voto en Catalunya en unas hipotéticas
elecciones al Parlament de Catalunya y al Congreso los socialistas catalanes
expresan que la mayoría absoluta de la suma de partidos que hoy dan estabilidad
al Govern a duras penas se repetiría.

El PSC detalla que “perdida la oportunidad de las elecciones
del pasado 27 de septiembre
ahora sería el momento de buscar nuevas alianzas y
otras fórmulas”.

En cuanto a los resultados que obtiene el PSC en esta
encuesta realizada entre el 22 de febrero y el 8 de marzo se desprende que “están
fuertemente contaminados por las negociaciones acerca de la investidura de
Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de España”

El PSC mantiene su espacio electoral en Catalunya y “el
electorado catalán gira a la izquierda en beneficio
de un pacto entre las
fuerzas reformistas y progresistas”.