Compartir

La sede de Endesa en plena Gran Via de Barcelona ha sido
ocupada por ciudadanos que no entienden cómo se producen los cortes de luz de
manera reiterada en sus hogares por no haber pagado facturas correspondientes a
meses ya vencidos.

Estos ciudadanos pertenecen al colectivo que en su momento
elaboró la iniciativa legislativa popular que acabó desencadenando la ley sobre
la vivienda y la pobreza energética.

Denuncian que hay más de 320 mil familias catalanas que tienen
problemas para pagar el suministro de la luz.

Los activistas se han comportado pacíficamente, han llevado
a cabo un precinto simbólico con cintas adhesivas y han roto los folletos
propagandísticos que se encontraban en el mobiliario de la sede central de
Endesa
.

Los portavoces de las familias damnificadas han detallado
que los cortes se producen de forma arbitraria y cuando menos se lo esperan las
familias afectadas. Además, urgen a encontrar soluciones porque la problemática
va a más. La crisis económica lejos de desaparecer continúa enviando al paro a
miles de personas mientras otras tanta
s tienen trabajos precarios.

La plataforma Alianza contra la Pobreza energética ha
asegurado que en la última década el precio de la luz se ha incrementado hasta
el 83% y el del agua un 66%. Los sueldos lejos de llegar a estos aumentos
o
bien se han congelado o bien han desaparecido para muchas familias donde ya no
hay ninguno de los miembros que trabaje y, además, se han agotado las prestaciones
sociales

Algunos de los afectados han relatado cómo actúa Endesa. Afirma
que se suceden los mensajes al móvil en que avisa del inicio del trámite de
suspensión de suministro y se indica la forma en que es posible efectuar el
pago.

Estas personas reciben en un mismo día hasta tres mensajes
advirtiendo de la suspensión del suministro.

Los operarios de Endesa tienen la capacidad para entrar en
los departamentos en los que están ubicados los
contadores de los vecinos y,
cuando lo deciden sus superiores, se llevan los contadores dejando sin
respuesta a estas personas.

Endesa ha replicado a esta plataforma que en ningún caso
opta por cortar la luz a las familias que presentan un
informe de
vulnerabilidad.