Compartir

 El F.C.Barcelona afronta esta noche en el Palau Blaugrana
uno de los partidos más comprometidos de la temporada ante el campeón ruso,
CSKA
.

Los rusos cuentan con dos de los bases más destacados que
juegan en Europa, Teodosic y De Colo
, y solo han perdido dos partidos en el Top
16. Son los grandes favoritos al título esta temporada.

El Barça de Xavi Pascual continua con las bajas de Abrines y
Lawal pero en competición europea puede alinear a Joey Dorsey, el pívot
norteamericano que aporta agresividad, intimidación y energía a un equipo
blando en
defensa.

El partido de esta noche, a las 20.45 horas, es el primero
de los que debe resolver en su parquet el conjunto catalán si quiere acceder a
los cuartos de final de la Euroliga. Si
venciera a la armada rusa se colocaría otra vez
cuarto en la clasificación, una
plaza que da acceso a los cuartos de final.

El reto no será nada fácil porque los barcelonistas tendrán
ante sí a un equipo muy conjuntado y con grandes especialistas en sus filas. Hines,
Fridzon y Higgins
son algunos de los jugadores que aportan un plus de
intensidad y agresividad, algo de lo que carece el equipo de Pascual.

El técnico de Gavá ha recordado que el arbitraje en el
partido de ida jugado en Moscú no fue de su agrado
pero ha reconocido que la
irregularidad en el juego hace que se pierdan partidos como el de hace una
semana en Moscú ante el Khimki.

La labor del base portorriqueño, Carlos Arroyo, y del
capitán Juan Carlos Navarro resultará esencial para llevarse la victoria. De
las nuevas incorporaciones Ribas es quién estaá ofreciendo las mejores
prestaciones. El jugador catalán está intercambiando la posición de escolta con
la de base y permite cubrir los huecos que dejan las lesiones o las
imprecisiones en la construcción del juego.

Los pívots Tomic y Doellman, en especial el croata, no
ayudan todo lo que precisa el equipo para ser competitivos al máximo nivel. Tomic
está jugando los peores partidos desde que llegó a Barcelona.

El domingo por la tarde el Barça tiene otro duelo crucial en
Badalona, ante Joventut, para confirmar la primera posición en la liga ACB.