Quantcast

Las obras maestras del siglo XIX y XX de la Phillips Collection, en Barcelona

Barcelona, 10 mar (EFE).- Una selección de 60 pinturas de los grandes nombres de la historia del arte de los últimos 175 años, desde Courbet o Delacroix a Picasso, Van Gogh, Cézanne o Modigliani se exhiben desde hoy en CaixaFórum Barcelona en la exposición “Impresionistas y modernos”, con obras de la Phillips Collection.

Tal como han coincidido la directora general adjunta de la Fundación La Caixa, Elisa Durán, como la comisaria Susan Behrends Frank y el director de Iniciativas Especiales de la Phillips Collection, Joseph Holbach, se trata de una muestra “excepcional”, que refleja la evolución de la pintura moderna desde el siglo XIX hasta la segunda mitad del siglo XX.

Esta antología va del Realismo y el Romanticismo hasta el Expresionismo abstracto, sin olvidar el Impresionismo y el Cubismo.

La exposición coincide con el 95 aniversario de la constitución de la Phillips Collection, cuyo artífice fue el norteamericano Duncan Phillips, nacido en 1886 en una familia de militares y banqueros, quien concibió en 1921 el primer museo de arte moderno de Estados Unidos, que hoy cuenta con más de 4.000 obras, especialmente de los siglos XIX y XX, pero también tiene, por ejemplo, un Greco.

La comisaria Behrends Frank ha señalado que en sus viajes por Europa Phillips, un visionario, quedó cautivado por el Museo del Prado y creía “firmemente y de forma apasionada que el arte, con su lenguaje universal, más allá de culturas, países y tiempos, podía cambiar a las personas”.

La muestra está dividida en seis ámbitos temáticos que se articulan cronológicamente, iniciándose con artistas que revolucionaron la pintura europea a principios del siglo XIX, como Ingres, Delacroix y Courbet, en diálogo con los grandes del Impresionismo, como Van Gogh, Cézanne, Degas, Monet, Manet y Sisley.

De Cézanne llama la atención un autorretrato, que fue el primero que se incorporó a una colección norteamericana, pero también unas “Bailarinas en la barra”, de Degas.

Ocupan un lugar central en la exposición las obras de los maestros que transformaron la visión artística del siglo XX como Bonnard, Braque, Gris, Kandinsky, Kokoschka, Modigliani, Soutine y Vuillard.

A la vez, destacan, desde “La habitación azul”, de Picasso, de 1901 y que fue adquirida por Phillips en 1927, a otras dos obras del malagueño como “Mujer con sombrero verde”, de 1939, y “Corrida de toros”, de 1934.

Luminoso es, asimismo, “Interior con cortina egipcia”, de Henri Matisse, una de sus piezas tardías, que ejecutó en el año 1948, cuando contaba con 79 años.

En este apartado de “Intimismo y arte moderno” también hay obras de dos figuras fundamentales, Pierre Bonnard y Édouard Vuillard, que pintaron escenas de la vida privada, con amigos y familiares retratados en ellas, siempre en un estilo muy personal.

La muestra no podía olvidar los cuadros de naturaleza muerta, que ofrecen una visión microcósmica del mundo a una escala íntima y que aquí cuentan con obras de Georges Braque y Giorgio Morandi.

En este recorrido por la historia del arte, tampoco se hayan los estadounidenses Arthur Dove y Georgia O'Keeffe.

Por otra parte, el público podrá conocer los trabajos de artistas como Kandinsky, Chaïm Soutine, Georges Rouault y Oskar Kokoschka.

La exposición finaliza con varias obras del periodo de posguerra, en pleno siglo XX, de artistas americanos y europeos, como De Staël, Diebenkorn, Gottlieb, Guston y Rothko.

Esta apabullante exposición se podrá ver en Barcelona hasta el día 19 de junio y en junio viajará a CaixaFórum Madrid. EFE

id/fl/ram

Comentarios de Facebook