Quantcast

Compañía Nacional de Danza estrena “Anhelos y Tormentos”, homenaje a Granados

Barcelona, 3 mar (EFE).- La Compañía Nacional de Danza (CND) presenta mañana en el Gran Teatre del Liceu el estreno absoluto de “Anhelos y Tormentos”, una pieza para ocho bailarines del coreógrafo búlgaro Dimo Kirilov, con la que se rinde homenaje al compositor catalán Enrique Granados, en el centenario de su muerte.

El director de la compañía, José Carlos Martínez, ha explicado hoy en rueda de prensa que se trata de una obra contemporánea “con música de Granados”, la “cohabitación de dos mundos”, una manera “de dar una nueva vida” a la música del leridano y de ver cómo la puede entender el público del siglo XXI.

La pieza, en la que la pianista Rosa Torres-Pardo actúa en directo en el mismo escenario, parte de las características que Dimo Kirilov ve en el Romanticismo y el Neorromanticismo, explorando la vertiente pasional enfrente de la racional.

En el programa que se ofrecerá mañana en el Liceu, con la dirección artística de José Carlos Martínez, también se podrán ver otras tres piezas: “The Vertiginous Thrill of Exactitude”, de William Forsythe; “In The Night”, de Jerome Robbins; y “Raymonda Divertimento”, con música de Alexander Glzunov y una coreografía del propio Martínez sobre el original de Marius Petipa y la versión de Rudolf Nureyev.

Kirilov ha comentado que la primera idea sobre la nueva coreografía surgió de Martínez, que quería homenajear a Granados y buscó la música con la que dar forma a la coreografía.

Para la pieza, ha proseguido, intentó “imaginar en qué se inspiró Granados cuando componía” y vio que detrás estaban compositores románticos, por lo que indagó en ese mundo, “en el que el sentimiento se encuentra frente a la razón, y donde se muestra la expresión inmediata de los sentimientos”.

La originalidad, el anhelo de libertad, la sensibilidad, la subjetividad y el misterio son algunos de los valores que el público reconocerá en esta coreografía.

Rosa Torres-Pardo, que ha considerado que no existe “mayor placer que poder estar en el escenario con los bailarines, oyéndoles jadear o correr”, ha dicho que la pieza empieza con “un momento muy dramático, de amor y muerte” y también hay una mazurca y un vals, hasta desembocar “en la paz, después de mucho tormento y anhelo”.

El programa que se verá mañana en el Liceu recalará en julio en el Teatro Real de Madrid y también se podrá disfrutar posteriormente en Terrassa (Barcelona) y en el Escorial.

Además, José Carlos Martínez no descarta que la compañía ofrezca diferentes programas con algunas de las piezas sueltas para que puedan tener una vida más larga.

En la escenografía, ha señalado que Dimo Kirilov ha apostado por un espacio “muy limpio, con el piano como eje”, en un lugar abstracto, mientras que en la pieza de “Raymonda Divertimento” el decorado es un palacio; en “In the Night”, el público verá unas estrellas como fondo y en “The Vertiginous Thrill of Exactitude” hay un telón azul y una embocadura negra “para que lo principal sean los bailarines”.

Como va siendo habitual en la Compañía Nacional de Danza en los últimos años, la intención de Martínez es que haya una mixtura de coreografías clásicas y contemporáneas en las que haya composiciones de autores como Shubert, Chopin y Glazunov con otras de Granados.

Preguntado Martínez por nuevos proyectos, ha indicado que está pensando en los próximos tres años, en potenciar a jóvenes coreógrafos y en seguir desarrollando obras tanto de repertorio contemporáneo como de clásico.

En su opinión, se trata de mostrar “la diversidad de la Compañía Nacional, porque muy pocas compañías pueden hacer piezas tan diversas y con la calidad necesaria”.

A la vez, no ha escondido que con esta mezcla lo que quiere “es formar al público para que gente que nunca antes había visto danza contemporánea ahora la vea, y al revés también”.

José Carlos Martínez ha mantenido que la compañía “se encuentra en el punto de poder estar en los grandes teatros, con un repertorio adecuado”, aunque no ha obviado que les falta “una sede propia para hacer nuestras propias producciones”. EFE

id/pll/jlg

Comentarios de Facebook