Compartir

Mañana miércoles, tercer día del Mobile World Congreso, se
repetirá la huelga del metro para desesperación de los usuarios habituales de
este transporte público y un inconveniente más para los 100 mil profesionales
que visitan la capital catalana con motivo del Mobile World Congress.

Después de seis horas de reunión los representantes de la
empresa y los de los trabajadores no han llegado a acuerdo alguno. Los motivos
del desencuentro
son, según ha explicado el comité de empresa, que la empresa
se ha negado a aplicar con carácter de inmediatez el acuerdo.

La empresa sostiene que el problema de fondo son las
condiciones económicas inaceptables
que plantean los trabajadores.

La presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona,
Mercedes Vidal,
ha expresado que sólo una parte de los trabajadores de TMB está
bloqueando la negociación del convenio. Para la concejal de movilidad del
consistorio barcelonés no hay duda sobre que una parte de la representación de
los trabajadore
s les está llevando a un callejón sin salida.

Vidal ha detallado que la empresa no está en disposición de
asumir las demandas de aumentar los salarios sin que se pongan en peligro otras
condiciones como las tarifas o los impuestos.

Según la máxima responsable de TMB la huelga es legítima
pero debería reservarse
para momentos extremos en los que la negociación queda
bloqueada.

Por su parte, el portavoz del comité de huelga Oscar Sánchez
ha criticado la circunstancia de que la empresa se haya replanteado aplicar las
medidas alcanzadas en un supuesto acuerdo.

Sánchez ha incidido en que la empresa no quería aplicar las
medidas de forma inmediata,
una vez desconvocada la huelga, sino cuando se
aprobase el convenio colectivo.

La reunión para desbloquear el conflicto se ha iniciado a
las 21 horas y ha finalizado pasadas las 2.30 horas de la madrugada.

Para los trabajadores “si hay una huelga convocada por unos
motivos, un comité de huelga no puede firmar unos acuerdos que no se sabe cuándo
van a entrar en vigor”.

Como resolución se mantiene la huelga que “saldrá igual de
bien porque no habrá incidentes
y el seguimiento será igual de masivo que ayer
lunes”.