Compartir

Las huelgas de los transportes públicos de Barcelona y una
manifestación de la Guàrdia Urbana
pueden oscurecer la celebración del Mobile World Congress.

El Congreso Internacional de la telefonía móvil se celebrará
del 22 al 25 de febrero en el recinto ferial de Gran Via 2, en Hospitales de
Llobregat, y recibirá más de 100 mil profesionales del sector que confían en
que los transportes funcionen a pleno rendimiento.

Una buena parte de los hoteles donde se alojarán los
visitantes están ubicados en el corazón de Barcelona a una distancia
considerable del escenario del Congreso. En fechas de estas características no
resulta fácil
encontrar taxis en la capital catalana.

Varios sindicatos han convocado huelgas y paros parciales de
servicio que podrían afectar al metro, a los autobuses y a los ferrocarriles de
la Generalitat
de Catalunya.

Si bien la UGT
ha aceptado un preacuerdo con Transportes Metropolitanos de Barcelona, otros
sindicatos como la CGT,
COS, ACTUB, USOC, PSA y CNT,
mayoritarios entre los conductores mantienen la
huelga en los autobuses de Barcelona hasta pasado mañana viernes y han sumado
paros de dos horas por turno los días 23 y 25 de febrero.

Por su parte, los trabajadores del metro de Barcelona
también mantienen l
a convocatoria de huelga en los días de celebración del
Congreso de la tecnología móvil. El convenio continúa bloqueado y sólo las
reuniones que están previstas para las próximas horas entre la empresa y los
trabajadores pueden servir para desconvocar los paros.

Para la UGT,
la empresa ha presentado una propuesta muy alejada del convenio colectivo que
aprobó la asamblea de los trabajadores. Reclaman un aumento salarial y nuevas
contrataciones.

La plantilla del Metro ha convocado huelga de 24 horas los días
22 y 24 de febrero
.

El comité de empresa de los Ferrocarriles de la Generalitat ha
convocado paros parciales durante la celebración del Mobile World Congreso
coincidiendo, además, con las horas de más movilidad de los asistentes.

Por si faltara algo a este panorama de paros en el
transporte, la Guardia
Urbana
, a través de los sindicatos mayoritarios de este
cuerpo, ha convocado una manifestación para el martes 23 de febrero. Los portavoces
de la Guardia Urbana
aseguran que el consistorio debe a los trabajadores el 1% del salario y quiere
pagarlo en 3 años.

A cinco días del inicio del Congreso que deja en Barcelona
450 millones de euros l
a situación preocupa a las autoridades y es de difícil
solución.