Compartir

Un grupo de trabajadores de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) recibió ayer con pitidos y pancartas a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien acudía a inaugurar la Línea 9 de metro junto con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

La alcaldesa se acercó a hablar con los manifestantes, que reclaman un nuevo convenio colectivo, y su tensa conversación quedó recogida en este vídeo.

Aquí estamos muchos que hemos confiado en ti, y no puedes contestar al más puro estilo CIU“, le recriminan.

Con las negociaciones de su convenio paralizadas las alcaldesa argumentaba que se trata de una empresa pública con un presupuesto “limitado”. Los trabajadores, por su parte, se mostraban defraudados por sus promesas, y le advertían que de no haber negociación se mantendrá la huelga convocada para los próximos 22 y 24 de febrero, coincidiendo con el Mobile World Congress.