Compartir

El técnico asturiano del F.C.Barcelona, Luis Enrique Martínez,
ha confirmado que Leo Messi no padece ninguna lesión y que podría entrar en la
convocatoria de mañana para afrontar
la ida de los cuartos de final de la copa
del rey.

El staff barcelonista se plantea la posibilidad de reservar
a su estrella para el partido de liga del sábado en La Rosaleda, un reto difícil
en la vigésimo primera jornada del campeonato.

Messi no jugó la segunda mitad del partido ante el Athlétic
por precaución. Las primeras pruebas médicas confirmaron una sobrecarga en unos
músculos que, con reiteración, el argentino se masajea en los partidos.

El esfuerzo continuado de encuentros hace que algunos
jugadores lleguen tocados a esta etapa de la temporada en la que hay partido
cada tres días, ya sea de liga o de copa. Ahora es el momento de la trilogía ante
el Athlétic de Bilbao con dos partidos coperos a sumar el de liga del pasado
domingo.

El entrenador del Barça esperará a mañana, poco antes de dar
la convocatoria, para hablar con el jugador y determinar si es conveniente que
viaje a tenor de sus sensaciones.

Messi siempre quiere jugar y es difícil convencerle de que,
en ocasiones, es aconsejable descansar.

Luis Suárez cumplirá el segundo partido de sanción por los
incidentes en el túnel de vestuarios en el partido contra el Español. El equipo
sólo contará con Neymar del tridente ofensivo salvo sorpresas de última hora.

El recibiendo al brasileño por parte de la afición vasca será
muy hostil después de que en la final de copa del verano pasado Neymar quiso
hacer un malabarismo ante la defensa del Athlétic.

Luis Enrique ha lamentado que el colegiado del encuentro sea
González González,
que tuvo una actitud deficiente en el partido de liga ante
el Español y venía precedido de sus errores en el Bernabéu en el partido en que
los anfitriones recibieron a la Real
Sociedad.

Jordi Alba sufre una elongación y estará 10 días de baja