Quantcast

El cubismo en la Gran Guerra y la Phillips Collection, muestras destacadas

Jose Oliva

Barcelona, 10 ene (EFE).- Una exposición sobre el papel del cubismo durante la I Guerra Mundial y las joyas de la Phillips Collection serán algunos de los principales atractivos de la temporada artística de 2016 en Barcelona, que también contará con retrospectivas dedicadas al Divino Morales y la dinastía china Ming.

Con una selección de unas 80 obras, la exposición “Cubismo y guerra”, que se exhibirá a partir de octubre, se centra en la supervivencia de la vanguardia artística europea establecida en París durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), y su respuesta a la angustia, el dolor y el peligro que significó este conflicto, a través de tres artistas extranjeros residentes en Francia: Pablo Picasso, Juan Gris y Diego Rivera.

La muestra explorará también el papel de otros artistas en circunstancias similares, como María Blanchard, Gino Severini y Jacques Lipchitz; y de artistas galos que no pudieron unirse a la contienda como Henri Laurens y Henri Matisse, o los dos grandes cubistas que sobrevivieron a la guerra: Braque y Fernand Léger.

Otro de los hitos de la temporada artística barcelonesa será la muestra “Obras maestras del impresionismo y el arte moderno de la Phillips Collection”, que en primavera se instalará en CaixaFórum Barcelona, con 60 pinturas de grandes nombres de la historia del arte como Goya, El Greco, Manet, Corot, Courbet, Sisley, Van Gogh, Degas, Picasso, Modigliani, Kandinsky, Pollock y Rothko.

Con “Ming: el imperio dorado” (junio-octubre), CaixaFórum dará a conocer el arte y la cultura de la dinastía Ming, que dominó China durante casi tres siglos, entre 1368 y 1644, y de la que se exhibirán más de cien objetos de las colecciones del Museo de Nanjing, entre ellos cerámicas, pinturas, joyas, textiles y obras de esmalte, dorados y porcelanas.

Tras Madrid y Bilbao, recalará en el MNAC la exposición “El Divino Morales”, una reivindicación de este artista renacentista español, que durante más de cincuenta años del siglo XVI fue el pintor más prolífico e importante de Extremadura, donde realizó retablos y cuadros de altar, ampliando su producción a Portugal.

La temporada de la Fundación Tàpies comenzará a finales de enero con la exposición “Documentos de acción. Obras de las colecciones Denney y Cordier (1947-1965)”, que a partir de unas 60 obras procedentes de Les Abattoirs de Toulouse evoca la emergencia del arte informal a finales de la década de 1940.

Una segunda exposición de la Tàpies se centrará en el artista Harun Farocki, fallecido en 2014, que retoma los filmes y las instalaciones de un autor que ha sido cineasta, artista, crítico y activista, una muestra que será complementaria a la que previamente mostrará el IVAM de Valencia.

La Fundación Miró renovará su colección permanente a partir de abril con la incorporación de un conjunto de pinturas procedentes de colecciones particulares y se ubicará de nuevo en las salas que el arquitecto Josep Lluís Sert y el propio Miró proyectaron para acoger las obras del artista barcelonés.

Este mismo centro ofrecerá en otoño la exposición “Final de partida: Duchamp, el ajedrez y las vanguardias”, que muestra el ajedrez como un tema recurrente de las vanguardias a través de un conjunto de obras, muchas de ellas inéditas en España.

En la temporada del MACBA destaca la exposición “L'1% c'est moi”, primera exposición monográfica dedicada a Andrea Fraser en España, del que se mostrará una selección de obras clave realizadas a lo largo de treinta años de prácticas críticas, entre las cuales hay trabajos de base textual, instalaciones, vídeos, 'performances' y documentación.

El CCCB presentará en marzo “Making Africa. Un continente de diseño contemporáneo”, que actualmente se exhibe en el Vitra Design Museum, concebida para arrojar nueva luz sobre el diseño africano contemporáneo a través de la obra de más de 120 artistas y diseñadores, que ilustran cómo el diseño acompaña e impulsa los cambios económicos y políticos del continente.

En los 700 años de la muerte de Ramon Llull, el CCCB evocará esta figura cultural medieval partiendo del estudio de su pensamiento estético-religioso y de su impacto en la tradición europea, y subrayará sus principales aportaciones: su idea según la cual todo está conectado -Dios, el mundo y la naturaleza, y el ser humano-, su modelo de ciencia universal, la informática incipiente, el arte computacional y la poesía permutatoria actual.

En el terreno de la fotografía, CaixaFórum mostrará en “¡Sorpréndeme!” la obra de Philippe Halsman, que ilustrará su larga relación con Dalí y exhibirá sus retratos de celebridades saltando, como los de Marilyn Monroe y Audrey Hepburn, que forman parte de su serie “Jumpology”.

Y el MNAC dedicará una exposición a la alemana Marianne Breslauer, formada en París junto a Man Ray, uno de los exponentes de la Nueva Visión y viajera en la España de los años treinta; mientras que La Virreina presentará desde marzo “Barcelona. La metrópolis en la era de la fotografía, 1860-2004”. EFE.

Comentarios de Facebook