Compartir

Los beatlemaníacos tienen la oportunidad de revivir el espíritu
de sus ídolos en la suite que ocuparon en un céntrico hotel de la capital
catalana, en el Avenida Palace.

Fue el 3 de julio de 1.965 cuando el grupo más legendario de
la Historia
de la Música,
los fab four de Liverpool, se alojaron en este recinto hotelero con motivo de
su mítica actuación en la plaza de toros de la Monumental.

Un concierto en la capital catalana que se alargó por
espacio de poco más de una hora con una veintena de las canciones más populares
del grupo.

La suite, en la actualidad remodelada y decorada con toda la
iconografía que generó aquella visita, se ha convertido cinco décadas después
en un homenaje al cuarteto de Liverpool, en el espacio Beatles que confiere al
hotel un buqué de exotismo romántico.

Para los fans de la banda y los más nostálgicos y melancólicos,
la Beatles Suite

se erige en un lugar ideal para despedir el año y dar la bienvenida al 2016.

Los restauradores han propuesto también un menú especial
acorde con la efemérides.

Las paredes de la Beatles
Suite
están revestidas con las crónicas de los periódicos de
la época acerca de la estancia los músicos en la ciudad condal.

En una de ellas descansa la réplica de un bajo que perteneció
a Paul McCartney. Presidiendo la habitación se encuentra también un mural
vinilo con la icónica foto del cuarteto en Abbey Road.

Lo que es actualmente la Beatles Suite era el salón
contiguo
a los dormitorios donde se reunía la mítica banda en sus ratos libres
y desde donde saludaban a los miles de fans que se congregaban en la
Gran Via Barcelonesa.

En la sociedad catalana de los años 60 la llegada de los
Beatles
supuso un impulso emocional en un momento en que la censura y las
limitaciones a la cultura estaban presentes de la mano de las autoridades del
régimen.

El proyecto de la reforma de la Beatles Suite ha sido diseñado
por el arquitecto Cristóbal Díez Sánchez, premio nacional de Arquitectura y
Paisaje.