martes, 29 septiembre 2020 10:38

Colau propone un mercado social para resolver la venta ambulante

 El ayuntamiento de Barcelona sentará en la mesa de las
negociaciones
a los manteros que operan en la capital catalana para
trasladarles una propuesta de creación de un mercado social.

El consistorio barcelonés confía así en poder resolver la
problemática de los manteros que se ha agravado en los últimos meses desde la
llegada al gobierno local de Ada Colau y su equipo.

Los manteros han ocupado, como jamás había pasado, las
arterias principales de la capital catalana.
El passeig de Gràcia, la plaça
Catalunya, el passeig Colon y otras emblemáticas vías y calles de la ciudad condal
han aumentado sustancialmente la presencia de los manteros con sus productos
extendidos por la vía pública.

La única línia roja que el ayuntamiento exige que no se
sobrepase
es que los top manta que se instalen en este mercado social no tengan
productos de marcas falsificadas entre sus productos.

Esta es una cuestión difícil de resolver porque los manteros
reciben sus mercaderías de proveedores chinos
del área metropolitana de
Barcelona que tienen en una buena parte de su producción marcas falsificadas.

La creación y consolidación de este mercado social en una
ubicación todavía por decidir sacaría de la calle a los centenares de top manta
que tienen en la venta ambulante su modus vivendi.

A todos ellos se les concedería un lugar de trabajo estable
en el que poder vender sus mercancías.

De esta manera, se evitarían las denuncias, las quejas y las
incomodidades por parte de los comerciantes que pagan sus impuestos y que ven
competencia desleal en la venta ilegal.

En estos meses, además, también han aumentado los
enfrentamientos entre los manteros y la guardia urbana. Las agresiones han
afectado a los dos colectivos y, ahora, el ayuntamiento trata de cerrar un
conflicto que se ha enquistado en el corazón de Barcelona.