Compartir

 El Hospital de la
Vall d'Hebró de Barcelona
ha diseñado la primera biopsia líquida
en líquido cefaloraquidi para el tumor cerebral.

Se hace servir, por vez primera, el líquido cefaloraquidio
para el diagnóstico precoz, el pronóstico, el diseño del plan terapéutico y el
monitoraje de los tumores cerebrales.

La nueva técnica de biopsia líquida para el tumor cerebral
analiza el ADN circulando en el LCR y permite conocer las características del
tumor cerebral por punción lumbar y sin la necesidad de tener que practicar una
biopsia en el cerebro.

El grupo de investigación de expresión génica y cáncer del
Vall d'Hebró Institut de Oncologia,
liderado por el doctor Joan Seoane, acaba
de publicar en la revista Nature Communications un estudio pionero en el que
demuestra que el análisis del líquido cefaloraquidio puede resultar crucial
para el pronóstico,
el tratamiento y el monitoraje de los tumores cerebrales.

Las concentraciones de ADN tumoral circulando en los tumores
del sistema nervioso central son muy bajas en el plasma, pero muy elevadas en
el LCR.

Llevar a cabo una biopsia líquida en el LCR, que se obtiene
por punción lumbar, es una técnica mucho menos agresiva que las empleadas hasta
ahora para extraer muestras de tejido cerebral, que son más invasivas y
comportan un riesgo más elevado para el paciente.

En el escenario actual de la oncologia, esta técnica, única
en el mundo y desarrollada por el hospital del Vall d'Hebró, apunta a ser
primordial en los futuros diagnósticos y tratamientos de los tumores en el
cerebro y está llamado a cambiar la práctica clínica de este tipo de cáncer.