Compartir

El coordinador general de CDC, Josep Rull, ha emplazado a la CUP al acuerdo para investir
el jueves que viene Artur Mas como president de la Generalitat de
Catalunya.

Rull ha avanzado que el guión de lo que ocurrirá la semana
que viene está ya escrito. El lunes los 72 diputados secesionistas aprobarán la
moción independentista; el martes los votos de la CUP negarán la investidura a
Artur
Mas y el miércoles el gobierno de España recurrirá ante el Tribunal
Constitucional la resolución de inicio del proceso constituyente del Estado
catalán.

Por este motivo, Rull aboga porque en la segunda votación
del jueves la CUP
dé el visto bueno a la investidura de Artur Mas como president. El dirigente
convergente lo justifica
aduciendo que Catalunya precisa de un ejecutivo fuerte
para aguantar las embestidas del Estado contra el proceso soberanista.

Para la candidatura de Junts pel sí es innegociable que
Artur Mas lidere este proceso.

Mientras tanto, los dirigentes de Junts pel sí creen que
podrían llegar a acuerdos con Catalunya Sí que es Pot. La coalición
secesionista respaldará la resolución de Catalunya Sí que es Pot que valora la
necesidad de convocar un referéndum vinculante para desbloquear, de una vez por
todas, el conflicto catalán.

Si bien, ahora mismo, a escasas semanas de las elecciones
legislativas la coalición de izquierdas no avalará el proceso hacia la
independencia, desde Junts pel sí se confía en que, con la llegada del año
nuevo, esta formación se acerque a la resolución independentista.

De hecho, cinco de los diputados de Catalunya Sí que es Pot
ya votaro
n a favor de la presidencia de Carme Forcadell en el Parlament de
Catalunya.

Forcadell ha cerrado hoy la ronda de conversaciones con las
cabezas de los grupos parlamentarios y ya sabe de la intención de cada uno de
ellos para el debate de investidura que se inicia el próximo lunes.