Compartir

Músicas sensibles es un festival que engloba distintos géneros
musicales y que pretende entrar en los gustos de todos los públicos.

El festival continúa esta semana con cinco nuevos
conciertos,
el primero de los cuales es el de final de gira de Pau Alabajos
esta misma noche en la sala foyer liceística.

Mañana viernes será la ocasión de asistir al concierto d'Enric
Verdaguer y Judith Neddermann,
que interpretarán los temas “Moonstruck” y “Tot
el que he vist”.

Este sábado, se presenta la doble oportunidad para escuchar
el estreno de Orlando, el primer trabajo de la catalana-brasileña Namina con
banda y, también, para despedir la gira de “Fruits del bosc”, el último larga
duración de Renaldo&Clara.

El 10% de la recaudación de los conciertos se destina a
diferentes entidades
que trabajan en sectores de acción social. Entre estas
entidades están representadas, l'Associació casal infantil de la Mina, l'Associació de familiares
de malalts mentals del barcelonès nord, el centre de serveis Can Pedró, Petits
somriures y Baixem al carrer.

El criterio con el que se escogen las entidades con las que
se colabora es que sean poco conocidas por la sociedad en general y que estén
ubicadas en diversas poblaciones de la periferia de Barcelona o de la misma
ciudad condal.

Los motores del proyecto de Músiques sensibles nacen, por lo
tanto, de la vocación de colaborar económicamente con los que más lo necesitan
y que se encuentran en riesgo de exclusión social.

La sala foyer del Gran Teatre del Liceo de las Ramblas
barcelonesas
se ofrece como escenario singular para dar vida a todos los
conciertos hasta el jueves día 3 del mes de diciembre.