Compartir

El diputado electo de la CUP,Benet  Salillas,
ha afirmado que las negociaciones con Junts pel sí para formar gobierno en
Cataluña avanzan a buen ritmo y de manera satisfactoria.

Salellas se ha mostrado optimista sobre la posibilidad de
que, en primera votación y en el primer pleno del 9 de noviembre, Cataluña ya
pueda tener un president de la
Generalitat que canalice el proceso constituyente de la República Catalana.

El diputado de la candidatura de unidad popular ha añadido
que su formación no contempla que Artur Mas sea ese president. Para Salellas “hay
que ser generosos por las dos partes
y esto significa ceder en algunos aspectos”.

Salellas ha lamentado las detenciones de miembros de grupos
anarquistas,
en distintos puntos del territorio catalán, y las ha vinculado al
proceso soberanista.

Por su parte, la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme
Forcadell
, ha negado que los acuerdos puedan cristalizar pronto porque”si bien
es cierto que están avanzando las negociaciones lo hace muy lentamente“.

La semana pasada el propio Benet Salellas y su compañera
Anna Gabriel
se reunieron con personalidades de Junts pel sí entre las que, según
algunas fuentes, estaba presente el president de la Generalitat de
Cataluña Artur Mas.

Sobre la moción independentista registrada en la cámara
autonómica Salellas ha dado por hecha su aprobación en el hemiciclo el viernes
6 de noviembre. El diputado de la
CUP ha explicado que ya no hay marcha atrás en ninguno de los
apartados que refleja esa moción secesionista.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha advertido
que, en caso de ser aprobada en el Parlament, su grupo la recurrirá ante el
Tribunal Constitucional.