Compartir

El responsable del grupo municipal de ERC, Alfred Bosch, ha
señalado que esta formación y la de la alcaldesa de Barcelona “Barcelona en comü”han
pactado 22 inversiones que se deben ejecutar en los dos meses y medio que
quedan para finalizar el año y que supondrán un gasto público cercano a los 96
millones de superávit que tiene el consistorio de la capital catalana.

En la comisión de Economia y Hacienda del ayuntamiento se
dará curso a la modificación de crédito. Esta es una opción que sólo cuenta con
el beneplácito de ERC.

Las otras formaciones políticas avalan hacer uso de la
reserva de voto. Hasta el pleno del próximo viernes día 30 no revelarán qué
decisión toman al respecto una vez sus equipos económicos evalúen el impacto
que puede tener para Barcelona la suma de dinero a invertir.

Entre los proyectos que se han pactado con el equipo de
gobierno municipal destacan la aceleración de obras como la del mercado de Sant
Antoni
, los estudios para cubrir la
Ronda de Dalt
o la biblioteca de la antigua fábrica Benet
Campabadal.

La lista de las peticiones de los republicanos copaba hasta
137 proyectos
y, ahora mismo, ya se han apalabrado el 60% de los mismos con un
total de 22 inversiones a realizar en este 2015.

ERC ha insistido en que su grupo es partidario de que sea el
ayuntamiento quien pague una de las estaciones de la línia 9 y la línia 10 de
las estaciones del metro del ramal de la Zona Franca
.

Alfred Bosch ha detallado que el precio de esta obra
oscilaría entre los 30 y los 40 millones de euros. El republicano apuesta
porque el consistorio sea quien avance el dinero y, más tarde, la Generalitat lo
retorne.