Compartir

El que fuera eurodiputado ecosocialista, Raúl Romeva, se ha
mostrado optimista acerca de las negociaciones con la CUP que han de servir para la
formación del nuevo Govern de la Generalitat.

Romeva ha recordado que para las dos listas separatistas lo
más importante es iniciar un proceso constituyente de la República Catalana
y, en ese sentido, “hay más argumentos que nos unen que no que nos distancian”.

El dirigente de “Junts per sí”ha valorado en positivo las
primeras reuniones con Antonio Baños y con Anna Gabriel los representantes de
la candidatura de la unidad popular que tienen su mismo perfil social y las
mismas inquietudes en lo que hace referencia al giro económico que debería dar
esa coalición de Govern a la política de la Generalitat.

Romeva difiere claramente de miembros de CDC que, tal y como
ha afirmado el Conseller de Empresa y Ocupación Felip Puig, ven difícil el
entendimiento con la extrema izquierda independentista catalana.

De momento, las dos listas secesionistas ya se han puesto de
acuerdo en que sea Carme Forcadell quien presida el Parlament de Cataluña. La
que fuera presidenta de la Asamblea Nacional
de Cataluña gusta por su perfil r
upturista y por ser apreciada por los cerca de
dos millones de votantes por la independencia.

Romeva ha incidido en que “es necesario buscar una fórmula
que respete los votos que obtuvo “Junts pel sí” y los que reunió la formación
anticapitalista”.

El que fuera exeurodiputado de Iniciativa per Cataluña-Verds
ha advertido
que “si el acuerdo se puede gestionar en apenas unos días mucho
mejor pero no hay que precipitarse”.

Romeva ha subrayado el interés compartido de las dos
plataformas
por apuntalar el proceso soberanista en los próximos dieciocho
meses

El dirigente secesionista ha recordado, también, que “no es
el momento de poner el énfasis en el modelo
económico a seguir porque ya habrá
tiempo para discutirlo”.