Compartir

Una rama de un olmo viejo se ha desplomado sobre el patio en el que juegan los niños del colegio Ciudad de Roma, en el distrito de Retiro, en Madrid. El accidente se ha producido por la noche, con lo que no se han producido daños mayores.

A primera hora de la mañana los alumnos del colegio han entrado a clase con normalidad, y la zona en la que ha caído la rama se encontraba precintada para la retirada de los restos del árbol.

No es la primera vez que sucede un hecho similar el barrio, donde los árboles parecen no estar en la mejores condiciones: dos enormes pinos de 12 metros de altura se cayeron el año pasado frente al mismo colegio, a las diez de la mañana. No provocaron heridos.

El debate sobre el estado en el que se encuentran los árboles de Madrid está encima de la mesa desde hace más de un año. El año pasado, en septiembre, falleció un hombre de 72 años al caerle una rama encima en Villa de Vallecas. Antes, en junio, otro hombre 38 años había muerto en El Retiro al caerle encima una rama de 400 kilos mientras jugaba con sus hijos.

En las calles de la ciudad hay más de 30.000 árboles, de los cuales, la gran mayoría, llevan establecidos desde más de cuatro o cinco décadas. Organizaciones medioambientales y sindicatos llevan tiempo pidiendo mejoras en las labores de inspección de árboles y personal cualificado.