Compartir

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

El grupo SSCW, filial del gigante chino Bright Food, ha formalizado este miércoles la compra de la cadena de distribución alimentaria Miquel Alimentació por 110 millones de euros y se ha comprometido a mantener a los 2.500 trabajadores de la empresa con sede en Vilamalla (Gerona).

Además de Bright Food, que controla un 72%, también han participado en la operación los inversores JIC Investment, que se ha hecho con un 10%, y el Grupo DHT, que posee un 18%, según ha explicado a la prensa el vicepresidente de Bright Food y presidente de SSCW, Ge Junjie.

El nuevo Miquel Alimentació, que tendrá como presidente a Zhijun Cui, mantendrá como director general a Pere Laymon, y se convertirá en una plataforma de entrada de productos españoles y europeos a China.

PLAN ESTRATÉGICO

Este jueves se producirá la primera reunión del nuevo consejo de administración de la compañía, donde se abordará un plan estratégico a tres años que podría contemplar la apertura de nuevas tiendas –se está pensando en introducir el formato 'cash&carry' en China– y una ampliación de capital.

“Bright Food no es un inversor financiero, sino que es una empresa del mismo sector que Miquel Alimentació que contribuirá a su crecimiento”, ha dicho Junjie, que ha explicado que los planes en una primera fase para la compañía catalana son reforzarla en España y Europa.

En una segunda fase se buscarán sinergias con el mercado chino –ya se han realizado algunos pedidos de vino y aceite de oliva–, y en una tercera se complementará con las plataformas que el grupo chino tiene en otros países, como en Australia o Nueva Zelanda, siempre conservando la enseña de Miquel Alimentació.

“DÍA HISTÓRICO”

El hasta ahora presidente de la compañía catalana, Ramon Miquel, se ha mostrado emocionado tras la firma de la operación: “Nuestra empresa ya era internacional y ahora será mundial. Hoy es un día histórico”.

Fundada en Figueres en 1925, Miquel Alimentació facturó el año pasado 900 millones de euros y cuenta con 2.000 puntos de venta en toda España entre franquiciados con las enseñas Suma y Spar y pequeñas cadenas de supermercados de detallistas independientes, mientras que Bright Food es un conglomerado industrial público con sede en Shangai con una facturación de 18.000 millones de euros y 100.000 puntos de venta.