Compartir

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El base del Real Madrid Sergio Rodríguez ha reconocido que “fue una pena” su expulsión en la Copa Intercontinental a cargo de Reynaldo Mercedes, añadiendo que el árbitro dominicano “sabrá lo que hizo y lo que dijo”, pero dejando claro que “hay cosas que no se pueden decir entre deportistas”.

Durante el partido de vuelta frente al Bauru, Sergio Rodríguez fue expulsado en el segundo cuarto por Reynaldo Mercedes después de dos faltas técnicas, la primera por botar un balón con fuerza como protesta y la segunda por hacer gestos tras anotar sendos tiros libres. Posteriormente, la Euroliga abrió una investigación sobre el árbitro, quien, a través de su cuenta en Twitter, se alegró en 2012 de una derrota del Real Madrid de fútbol.

“Para nosotros ha sido muy importante ganar la Copa Intercontinental. Fue una pena cómo terminó mi partido, pero no quiero darle más importancia. Él sabrá lo que hizo y lo que me dijo y ya está. Para mí fue un disgusto no poder estar en el resto del partido y ver la segunda parte desde el vestuario. Son cosas que pasan y de las que aprender”, analizó Sergio Rodríguez ante la prensa.

El canario reconoció que fue “bastante complicado” lo ocurrido el pasado domingo en Sao Paulo. “No es un partido normal, te estás jugando un título y verlo desde fuera fue un disgusto grande. Con lo árbitros puedo tener rifirrafes en el partido, como es lógico, pero respeto su trabajo, sin ellos no sería posible jugar, pero entre deportistas que somos todos hay cosas que no se pueden decir”, lamentó, sin desvelar los comentarios de Mercedes.

Con la vista puesta en el futuro, el base subrayó que su equipo afronta “un año muy ilusionante”. “Después de ganarlo todo tenemos el reto de igualarlo e incluso mejorarlo. es una temporada muy difícil porque venimos de hacerlo muy bien, pero es muy ilusionante. Está claro que tiene dos caras porque todo el mundo nos querrá ganar, pero nosotros tenemos la confianza de haberlo ganado todo”, apuntó.

Flamante campeón continental con la selección española, el 'Chacho' recordó que los que disputaron el Eurobasket apenas han tenido “tiempo de descansar”, ya que la competición finalizó el pasado 20 de septiembre.

“Tenemos que ponernos las pilas porque ya nos hemos jugado un título y este jueves viajamos para jugarnos otro título. Todo se hace más llevadero cuando los partidos son a vida o muerte. Cuando pasas tiempo sin competir por títulos valoras mucho una situación como esta”, concluyó.