Compartir

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El olvido es la principal causa de abandono de los tratamientos entre los mayores, seguido de la creencia de que no es necesario tomar el medicamento cada día, el uso inapropiado de la dosis, no recoger la medicación o dificultades de uso, según se desprende del programa 'Adhiérete', realizado por el Consejo General de Farmacéuticos.

Por ello, y con motivo de la celebración, este jueves, del Día Internacional de las Personas de Edad, el organismo ha elaborado el informe 'Medicamentos y Vejez', en el que se repasa los principales aspectos sanitarios, económicos, farmacológicos, así como el papel que juega el farmacéutico en el seguimiento farmacoterapéutico de estos pacientes.

En este sentido, el documento aconseja instruir a los pacientes y a sus cuidadores, simplificar la pauta al máximo y, si es posible, hacer coincidir la toma del medicamento con alguna actividad cotidiana (comidas, acostarse o levantarse) que refuerce la memoria del paciente.

Además, recomienda los medicamentos que permiten una sola administración diaria, ya que la menor frecuencia tiende a mejorar el cumplimiento, mientras las pautas de días alternos o de suspensión en ciertos días de la semana empeoran el cumplimiento.

PROYECTOS PROFESIONALES PARA MEJORAR LA ADHERENCIA

Asimismo, la profesión farmacéutica está trabajando en diferentes proyectos profesionales que permitan mejorar la adherencia en las personas mayores y, por tanto, los resultados en salud, contribuyendo así a optimizar los recursos.

También, los farmacéuticos, mediante el uso de Sistemas personalizados de dosificación (SPD), en especial en pacientes polimedicados y/o con problemas de memoria, contribuyen a optimizar la adherencia a los tratamientos y, por tanto, los resultados en salud de los pacientes.

Finalmente, el Consejo General de Farmacéuticos, la Fundación Vodafone España y la Fundación ONCE han desarrollado la aplicación móvil 'Medicamento Accesible Plus', dirigida a discapacitados y personas mayores y que permite almacenar los medicamentos habituales facilitando la labor de seguimiento farmacoterapéutico del farmacéutico.