Compartir

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El exministro de Trabajo y actual portavoz adjunto de Economía del PSOE en el Congreso, Jesús Caldera, ha aprovechado este martes su intervención en el Pleno de la Cámara Baja para despedirse de una institución en la que ha estado presente durante los últimos 33 años, y lo ha hecho apelando a la “autoestima” que debe sentir España y declarando su orgullo por la sociedad española.

Tras defender la postura de su grupo ante una proposición de ley de Segunda Oportunidad, Caldera ha recordado que “las comunidades avanzan cuando tienen confianza y autoestima”. “Y la sociedad española tiene razones para la autoestima, es la sociedad que más ha avanzado en los últimos 38 años de entre los países desarrollados, junto con Corea del Sur”, ha recordado.

Como prueba de que hay motivos para estar orgulloso, el socialista ha mencionado la reducción de las diferencias de renta entre regiones, la generación de jóvenes “brillantes” que se ha formado en los últimos años, la cantidad de donaciones de órganos mediante el “mejor” sistema del mundo o que España sea el país donde hay más adopciones en proporción a la población y donde mejor se integran los niños adoptados a sus nuevas familias.

SOCIEDAD ESTIMABLE

“Una sociedad así, donde existe ese alto grado de solidaridad, es una sociedad estimable, con elementos muy positivos. Quedan muchos problema que hay que corregir y resolver, pero apelo a la autoestima. Parecería, por lo que uno escucha, que no hay autoestima en la sociedad española. Debe haberla, yo me siento orgulloso de esta sociedad a la que ha representado 33 años en este Parlamento”, ha confesado.

Además, ha recordado que gracias a este “formidable capital social” el país “no se ha roto” durante la crisis y ha mostrado su convicción de que será también porque los españoles son “parte de una comunidad” y no “elementos extraños” que se podrá superar la crisis económica y el drama del paro.

Por último, Caldera ha pedido a quienes ocupen los escaños del Palacio de la Carrera de San Jerónimo en la próxima legislatura que “sean capaces de alumbrar un nuevo derecho de ciudadanía” que incluya la protección frente a los desahucios para los deudores de buena fe.

ADIÓS A “UN GRAN COMPAÑERO”

Tras su intervención, la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, ha tomado la palabra para desearle “lo mejor del mundo” a Caldera, a quien ha definido como “un gran compañero”.

“Siento tener que decirle estas palabras, porque creo que le queda muchísimo que dar a este país y mucho ejemplo que dar a este Parlamento. Siento tener que decirle adiós, ha sido un gran parlamentario y un hombre que ha colaborado con ese desarrollo (del que ha hablado) y que yo comparto”, ha concluido.

Caldera, de 57 años, es diputado del Congreso desde 1982, cuando empezó como el más joven de la Cámara. Licenciado en Ciencias Políticas, Sociología y Derecho, fue portavoz parlamentario de José Luis Rodríguez Zapatero en la oposición y luego ministro de Trabajo y Asuntos Sociales en su primera legislatura de Gobierno. Hace unos días anunció que volverá a ser candidato al Congreso.