Compartir

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La consulta especializada de enfermeros estomaterapeutas ayuda a los pacientes ostomizados a mejorar su calidad de vida, la piel y la función sexual, según se desprende del estudio 'Impacto', realizado por el Consejo General de Enfermería y Coloplast y presentado con motivo del Día Mundial del Paciente Ostomizado, que se celebrará el próximo 3 de octubre.

El trabajo, coordinado por José Luis Cobos, ha analizado cómo las consultas con enfermeros expertos en la materia mejoran el estado de los pacientes que viven atados a una bolsa de ostomía para evacuar sus desechos orgánicos debido a un tumor, enfermedad de Crohn, diverticulitis, peritonitis u otros problemas del aparato digestivo.

Así, tras analizar a 253 enfermos durante seis meses, de los cuales 201 tuvieron un seguimiento en la consulta de enfermería de estomaterapia y 52 no contaron con esta ayuda, los investigadores comprobaron que la calidad de vida de los participantes del primer grupo mejoró dos puntos con respecto al segundo y 1,84 puntos en lo relativo al estado de la piel.

El marcaje previo de la zona realizado por estos profesionales es otro de los aspectos determinantes para que el impacto de la intervención sea el menor posible, tal y como lo demuestran otros estudios mencionados por Cobos, quien, además, ha aseverado que cuando esta técnica se realiza por expertos, la calidad de vida del enfermo mejora sustancialmente.

“El marcaje no es una técnica compleja, pero es importante que quien lo haga la conozca bien, ya que es indispensable para la calidad de vida del paciente y, al mismo tiempo, es el primer contacto que el enfermo va a tener con estos dispositivos”, ha añadido la estomaterapeuta del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Elena García Manzanares.

Estas declaraciones han sido corroboradas por la paciente y ultrafondista Natividad Leal, quien ha asegurado que su vida hubiera sido un “desastre” si no fuera por las ayudas que ha recibido por parte de los enfermeros estomaterapeutas. Y es que, tal y como ha narrado, le enseñaron desde un principio a colocarse la bolsa, a manipularla y, en definitiva, a saber vivir con ella.

EL MÉDICO COMENTA Y LOS ENFERMEROS EXPLICAN, DETALLAN Y AYUDAN

“Su labor para mí fue primordial. El médico te comenta, pero los enfermeros te explican, te detallan, ayudan y te dan todas las pautas necesarias para que cuando llegues a casa sepas qué hacer en todo momento. Además, te explican cómo hay que beber y alimentarse, aspectos muy importantes cuando estás ostomizado”, ha recalcado Leal.

De hecho, el secretario general de la Sociedad Española de Enfermería Experta en Estomaterapia (SEDE), Alberto Lado del Tesso, ha avisado de que una inadecuada alimentación puede provocar fallos renales o reingresos hospitalarios.

Por todo ello, y como consecuencia de que el 40 por ciento de los hospitales públicos y el 60 por ciento de los privados no cuentan con estas consultas, la vicepresidenta del Consejo General de Enfermería, Pilar Fernández Fernández, ha informado de que su organismo está trabajando con la SEDE en la definición y desarrollo de las competencias de la enfermera experta en estomaterapia para conseguir que los pacientes que tienen que vivir con un estoma tengan “siempre garantizados” los “mejores” cuidados.

“La intervención de una enfermera es la única garantía de que el paciente se va a enfrentar de forma segura a su nueva situación. Evitará el sufrimiento y ayudará a prevenir las consecuencias más negativas de la enfermedad”, ha zanjado Fernández.