Quantcast

Greenpeace considera una “gran victoria” el abandono de las prospecciones de Shell en el Ártico y pide un santuario

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La organización Greenpeace ha celebrado la decisión de Shell de abandonar las prospecciones en Alaska ya que, a su juicio, la búsqueda de petróleo en el Ártico es “totalmente contraria” a la lucha contra el cambio climático, al tiempo que recuerda su reclamación de que se establezca un santuario en el Ártico que proteja las aguas internacionales del Polo Norte.

Así, a dos meses de la cumbre del clima de París, la ONG considera que esta noticia refuerza el declive del modelo energético basado en los combustibles fósiles y la necesidad de un futuro basado en energías renovables.

Además, recuerda que según un estudio de la revista 'Nature', la extracción de petróleo en esa zona es “incompatible” con limitar el aumento de la temperatura global por encima de dos grados centígrados, el objetivo acordado por la mayoría de los gobiernos.

Para la responsable de la campaña de Ártico de Greenpeace, Elvira Jiménez, el presidente estadounidense Barack Obama debería tomar esta noticia como una “oportunidad” para cancelar cualquier proyecto futuro de perforaciones en el Ártico, y cerrar estas aguas a las empresas petroleras.

La empresa angloholandesa ha invertido más de 7.000 millones de euros sin que haya llegado a extraer crudo en la región ártica. Sin embargo, para la ONG, a pesar de la retirada de Shell durante este proceso de prospecciones se han causado impactos, como las prospecciones sísmicas con las detonaciones acústicas que conllevan importantes impactos para la fauna marina.

Las condiciones extremas del Ártico hacen que la perforación en alta mar sea una actividad de alto riesgo y el propio gobierno de Estados Unidos estima que hay un 75 por ciento de riesgo de vertido durante la vida útil de los pozos que Shell pudiera abrir en el Ártico.

“Hoy es un día crucial para el Ártico. Es una gran victoria para los millones de personas que han alzado su voz frente a Shell y una noticia desastrosa para otras empresas petroleras con intereses en la región. Shell se la ha jugado y perdido mucho, tanto económicamente como para su imagen pública”, ha concluido Jiménez.

Comentarios de Facebook