Quantcast

El hipertiroidismo puede suponer un gran costo para los países en subsidios por discapacidad

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Las personas diagnosticadas con hipertiroidismo son un 88 por ciento más propensas a recibir subsidios por incapacidad que los individuos sin este trastorno, según señala un estudio danés publicado esta semana en la Revista Europea de Endocrinología. Las personas con hipertiroidismo producen demasiada hormona tiroidea, lo que puede provocar que se sientan ansiosos e hiperactivos.

Se trata de un trastorno relacionado con esta hormona que afecta a entre un 5 y un 10 por ciento de la población. Los pacientes hipertiroideos a menudo sufren dificultades con las rutinas diarias pero hasta ahora ningún investigador se ha centrado en analizar en profundidad el efecto del hipertiroidismo sobre la capacidad de las personas para trabajar.

Científicos del Hospital Universitario de Odense, en Dinamarca, estudiaron a 1.942 individuos con hipertiroidismo y 7.768 sin la enfermedad durante nueve años para determinar su riesgo de recibir la pensión de invalidez. Para descartar diferencias en el medio ambiente y la educación, también examinaron a 584 pares de gemelos en los que uno de ellos tenía hipertiroidismo y el otro no.

De esta forma, encontraron que los individuos con diagnóstico de hipertiroidismo antes de los 60 años registran un 88 por ciento más de riesgo de recibir la pensión de invalidez. Además, los investigadores vieron que aunque las personas con hipertiroidismo permanecen en sus puestos de trabajo, tienen una progresión salarial significativamente más baja que sus colegas sin hipertiroidismo.

En concreto, los autores de este trabajo hallaron que los individuos hipertiroideos ganaban 1.189 dólares menos que las personas que no padecían esta enfermedad comparando dos años antes del diagnóstico con dos años después.

El director del estudio, Frans Brandt, subraya: “En el pasado, el hipertiroidismo se ha considerado una enfermedad relativamente leve que se puede tratar fácilmente. Sin embargo, nuestro estudio pone de manifiesto la verdadera gravedad de la patología, mostrando el efecto socioeconómico negativo que tiene sobre las personas”.

“En comparación, las personas obesas tienen un riesgo un 87 por ciento mayor de recibir pensión por discapacidad y las personas con artritis reumatoide poseen la misma progresión de menores ingresos que los individuos con hipertiroidismo. Esto significa que el hipertiroidismo tiene consecuencias socioeconómicas de la misma magnitud que enfermedades bien establecidas que son el foco de más investigaciones”, añade.

Y concluye: “El siguiente paso para nuestro equipo es explorar el hipertiroidismo en toda la población danesa; lo que debería llevarnos a entender el hipertiroidismo como una enfermedad mucho más complicada que merece una mayor investigación”.

Comentarios de Facebook