lunes, 28 septiembre 2020 8:53

Aznar, González y otros 29 expresidentes denuncian situación en Venezuela y piden observación internacional

Critican el uso de la Justicia para condenar a líderes de la oposición democrática, como Leopoldo López, o para perseguirlos

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Un total de 31 exmandatarios de España e Iberoamérica, entre ellos los expresidentes José María Aznar y Felipe González, se han unido de nuevo para denunciar el deterioro de las garantías democráticas en Venezuela y han pedido una “observación internacional imparcial” ante las elecciones del 6 de diciembre con el objetivo de que esos comicios se celebren “con garantías, competitividad y transparencia”.

En concreto, los expresidentes y exjefes de Estado han hecho pública este miércoles una nueva declaración sobre el proceso electoral que afronta Venezuela, en la que reclaman “una observación internacional imparcial y técnicamente calificada por parte de Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea”.

Además, los firmantes de ese documento han demandado a las instituciones y la opinión pública internacionales que “otorguen su decidido apoyo y escrutinio” con el fin de que las elecciones en ese país se celebren “con garantías, justa competitividad y transparencia”.

En esa declaración, presentada este miércoles en Bogotá por el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, los exmandatarios han subrayado su preocupación “por el uso de la Justicia para condenar a líderes de la oposición democrática, como Leopoldo López, o para perseguirlos, como Antonio Ledezma, Daniel Ceballos o María Corina Machado”.

LEOPOLDO LÓPEZ, “ARBITRARIAMENTE ENCARCELADO”

En este sentido, destacan que Naciones Unidas “ha expresado su preocupación por la falta de independencia del Poder Judicial respecto del Poder Ejecutivo venezolano y ha constatado que López fue arbitrariamente encarcelado”, además de haber recibido informaciones “sobre las irregularidades ocurridas durante su proceso, como la falta de evidencias para la acusación, el rechazo de testigos de la defensa y los comentarios contra él expresados por altas autoridades del Gobierno”.

Igualmente, el conjunto de expresidentes han alertado sobre “la ejecución de un Estado de Excepción y el cierre de la frontera de Venezuela con Colombia y el desacato del Tribunal Supremo de Justicia de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que exige restablecer la garantía de la libertad de expresión”.

“Las elecciones libres y la libertad de expresión forman el cimiento de la democracia. Por consiguiente es indispensable que ésta se proteja y garantice en el debate político que precede a toda elección”, han manifestado, según se recoge en el comunicado que ha difundido FAES, fundación presidida por Aznar.

LOS FIRMANTES DE LA DECLARACIÓN

Esta declaración ha sido rubricada por los expresidentes de Argentina, Eduardo Duhalde y Fernando de la Rúa; de Brasil, Fernando H. Cardoso; de Bolivia, Jorge Quiroga; de Chile, Sebastián Piñera, Ricardo Lagos y Eduardo Frei; de Colombia, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe, Belisario Betancur y César Gaviria; de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez, Rafael Ángel Calderón, Laura Chinchilla, Óscar Arias y Luis Alberto Monge.

También la han firmado los expresidentes de Ecuador, Osvaldo Hurtado y Lucio Gutiérrez; de El Salvador, Alfredo Cristiani y Armando Calderón Sol; de España, José María Aznar y Felipe González; de México, Felipe Calderón y Vicente Fox; de Panamá, Mireya Moscoso, Nicolás Ardito-Barletta y Ricardo Martinelli; de Paraguay, Juan Carlos Wasmosy; de Perú, Alejandro Toledo; de Uruguay, Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti.

Los expresidentes, agrupados en torno a la Iniciativa Democrática de España y las Américas, IDEA, ya firmaron las Declaraciones de Panamá y de Caracas, en las que denunciaban el agravamiento de la situación política, social y económica de Venezuela, pedían al Gobierno de Nicolás Maduro que respete los principios constitucionales y democráticos y las normas internacionales, y le exigían la puesta en libertad de los presos políticos.