Compartir

Pide a Montoro explicar qué pasa con la deuda si hay independencia sin acuerdo

BARCELONA, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat y candidato 4 de Junts pel sí, Artur Mas, ha asegurado este miércoles que las pensiones de una Cataluña independiente podrían ser hasta un 10% superiores a las actuales, según la situación económica, ya que el nuevo Estado no tendría déficit fiscal y recaudaría sus propios impuestos.

“La Cataluña que estamos describiendo, que tendría asegurado el pago de las pensiones, podría aumentarlas, cuando en este momento el Estado español se enfrenta a garantizarlas pero no las puede aumentar”, ha dicho en rueda de prensa para presentar el modelo tributario de Junts pel sí, con el director del programa para definir un modelo de administración tributaria catalán, Joan Iglèsias, y con el abogado y exdiputado del Congreso Heribert Padrol.

Mas ha apostado una vez más por negociar la separación con el Gobierno central si hay una mayoría independentista el 27S, para evitar una ruptura que podría ser más negativa para España, según él: “Cataluña no tiene ninguna responsabilidad sobre la deuda pública española, que sobre el PIB [de España] pasaría a ser del 120%, y no del 100% como ahora”.

“Lo que Montoro nos tiene que explicar algún día es, si Cataluña no está dentro del Estado español y no hay acuerdo, qué pasaría con la deuda española”, ha preguntado al ministro de Hacienda.

“SE LES VE EL PLUMERO”

El presidente catalán ha acusado al Gobierno central de mentir e intoxicar con sus declaraciones de los últimos días sobre la situación financiera de una Cataluña independiente y su continuidad en la UE: “Se les ve el plumero por todas partes”.

Sobre la rectificación este mismo miércoles del gobernador del Banco de España por la posibilidad de un 'corralito' en Cataluña, ha celebrado el cambio de opinión pero ha afirmado que “un gobernador de un banco central hablando de la posibilidad de 'corralito' tiene que renunciar”.

HACIENDA CATALANA

Mas, Iglèsias y Padrol han presentado cómo quieren que sea la futura administración tributaria de Cataluña, de la que aseguran que ya están sentadas las bases, y que se centraría en conseguir que más personas paguen los tributos, a partir de incentivos y de la lucha contra el fraude fiscal, lo aumentaría la recaudación del Gobierno catalán y permitiría reducir impuestos.

Junts pel sí quiere facilitar el trámite de impuestos a las empresas e intermediarios, prestigiar su pago y limitar el castigo sólo a quienes defraudan, y hacerlo desde cuatro departamentos de la misma administración: el tributario, el de recaudación, el de aduanas y uno de propiedad inmobiliaria.

“Hemos de desconectar legalmente del Estado español para tener autonomía y tomar nuestras propias decisiones”, ha añadido Mas, cuya candidatura se propone el periodo de 18 meses de la hoja de ruta soberanista para redactar, aprobar y refrendar una constitución catalana que permita legalmente poner en marcha esta administración tributaria.