Compartir

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado que ha acordado con el presidente ruso, Vladimir Putin, un “mecanismo” para coordinar sus acciones militaras en Siria y evitar así posibles incidentes.

Netanyahu ha explicado en declaraciones a la prensa israelí desde Moscú que su visita a la capital rusa que el objetivo de su viaje era evitar “malentendidos” entre el Ejército israelí y las fuerzas rusas presentes en el país árabe. “Hemos establecido un mecanismo para evitar esos malentendidos. Es algo muy importante para la seguridad de Israel”, ha explicado, según recoge 'The Jerusalem Post'.

Anteriormente, Vladimir Putin, había asegurado en rueda de prensa que su aliado, el presidente sirio, Bashar al Assad, no tiene intención de abrir un nuevo frente en la guerra atacando a Israel en los Altos del Golán.

“Sabemos y entendemos que el Ejército sirio y Siria en su conjunto está en una postura de defensa de su nación, no de apertura de un segundo frente”, ha afirmado Putin, según recoge la agencia de noticias rusa Itar-Tass.

Putin ha reconocido que se han producido ataques con proyectiles contra territorio controlado por Israel lanzados desde Siria, los ha condenado y ha destacado que el armamento utilizado era de producción artesanal, no ruso. “En cuanto a los bombardeos, estamos al tanto, los condenamos. Hasta donde yo sé se han utilizado sistemas artesanales de misiles”, ha señalado.

ACUSACIONES CONTRA IRÁN Y HEZBOLÁ

Sin embargo, Netanyahu ha expresado sus dudas. “Irán y Siria están intentando crear un segundo frente terrorista contra nosotros en los Altos del Golán”, ha denunciado, al tiempo que ha insistido en que su principal objetivo es evitar que organizaciones como Hezbolá, aliado libanés de Al Assad, consiga armamento.

“He dejado claro que lo que queremos es intentar evitar por todos los medios que Siria entrega armas letales a Hezbolá algo que harían en realidad en nombre de Irán”, ha argumentado Netanyahu en declaraciones a la prensa israelí.

En los últimos días han proliferado las especulaciones sobre un incremento de la presencia militar rusa en Siria, mientras que Israel realiza incursiones aéreas puntuales para evitar que Hezbolá acceda a armamento avanzado.

Putin ha resaltado que las acciones de Rusia en Oriente Próximo “son muy responsables”. “Muchas personas de la antigua Unión Soviética viven en el Estado de Israel, lo cual influye en las relaciones bilaterales”, ha argumentado.