Compartir

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Un estudio realizado por miembros del Instituto de Geriatría de Montreal (Canadá), liderados por el doctor Sylvie Belleville, ha mostrado que el descenso rápido de la memoria y los problemas de lenguaje son los principales síntomas que padece una persona con alto riesgo de desarrollar Alzheimer a corto plazo.

Para llegar a esta conclusión, publicada en el 'Journal of Alzheimer's Disease', los investigadores compararon los cambios que se producían a lo largo de los años en personas con un deterioro cognitivo leve y en pacientes cuyo deterioro cognitivo había provocado la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Así, comprobaron que las diferentes áreas cognitivas, tales como las funciones de la lengua, la inhibición o la memoria de trabajo, no cambiaban de manera uniforme, es decir, que el deterioro cognitivo no se producía de manera lineal, sino que la ruta de desarrollo de la demencia era compleja y se caracterizaba por periodos de estabilidad, seguidos de procesos de disminución acelerada de la función cognitiva durante uno o dos años antes del diagnóstico del Alzheimer.

“Estos resultados pueden ser esperanzadores para muchas personas mayores que están preocupadas por su memoria, ya que hemos comprobado que la presencia de un cambio es lo que determina el riesgo de progresión de Alzheimer. El estudio nos ha permitido caracterizar los parámetros de descenso de las personas que eventualmente desarrollarán esta enfermedad, lo que significa que podemos identificar tanto los síntomas benignos como los que merecen especial atención. El rápido declive de la memoria sugiere que el inicio de los síntomas está probablemente producido por una pérdida de los mecanismos de compensación del cerebro”, han explicado los expertos.

El Alzheimer afecta a entre un 5 y un 15 por ciento de la población mayor de los 65 años, aunque también puede afectar a pacientes más jóvenes. De hecho, esta enfermedad representa más del 50 por ciento de todas las demencias.