Compartir

El primer debate electoral en una de las televisiones
privadas de Cataluña ha acentuado la divergencia de criterios entre el bloque
unionista y el separatista.

El candidato de “Junts pel sí”, Raúl Romeva, ha insistido en
que no existe ningún tratado europeo por el que se tenga que apartar a Cataluña
de la Unión Europea
en el caso de separarse de Europa. Romeva ha recordado que los siete millones y
medio de ciudadanos catalanes son miembros de la Unión desde hace décadas y
que a Europa no le interesa expulsar a una parte de su territorio que, además,
es tan productiva.

La portavoz de las CUP, Ana Gabriel, ha felicitado a la
diplomacia española
por su colaboración en la internacionalización del
conflicto catalán.

Desde el bloque constitucionalista, los candidatos del PSC,
Partido Popular y Ciutadans, Miquel Iceta, Xavier García Albiol e Inés
Arrimadas
han coincido en definir de auténtico drama para los catalanes la
hipotética salida de la Unión Europea
en caso de consumarse la independencia.

Iceta ha añadido que, además, el corredor mediterráneo dejaría
de ser prioritario para los gobiernos de España y de Francia. Los ejecutivos,
según Iceta, optarían por construir una vía que uniera Madrid con París con la
mayor celeridad.

El candidato de UDC, Ramon Espadaler, ha criticado al
gobierno popular por obviar a Cataluña durante los últimos años.

La última enquesta publicada esta misma mañana por parte de “El
confidencial”
, concede la mayoría absoluta a las dos listas del soberanismo que
sumarían 75 diputados, siete escaños por encima de los 68 escaños.