Compartir

BOGOTÁ, 17 (EUROPA PRESS)

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han afirmado este jueves que están “listas” para abandonar la lucha armada e irrumpir en la arena política, en lo que parece ser la recta final del diálogo de paz.

“Estamos listos para abordar y discutir los procedimientos para el tránsito de organización alzada en armas a movimiento político abierto”, ha dicho el jefe de la delegación de paz de las FARC, 'Iván Márquez', en un comunicado que ha leído desde La Habana.

El 'número dos' de la guerrilla ha explicado que “se han seguido construyendo consensos sobre cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo” vigente desde el 20 de julio, lo que ha permitido avanzar “en el análisis de la dejación de las armas”.

Además, ha revelado que “el decisivo componente del Sistema Integral de verdad, justicia, reparación y no repetición está a las puertas de un entendimiento”. “La importancia radica en que desataría una dinámica positiva de redacción de convenios sobre tópicos pendientes y el esencial subpunto cinco sobre fin del conflicto”, ha indicado.

“También permitiría tomar en serio el mandato de la agenda de paz para esclarecer el fenómeno del paramilitarismo y –lo que es más urgente para el futuro de la paz– su desarticulación, porque con guerra sucia el post acuerdo constituiría una mentira”, ha añadido.

Así, de cara al próximo ciclo de conversaciones, que comenzará el 28 de septiembre, ha confiado en que “se realice el Foro sobre fin del conflicto bajo el auspicio de la Universidad Nacional y de Naciones Unidas para que el movimiento social vierta su opinión”.

“Es muy necesario que ahora más que nunca se dejen sentir plenamente las voces de la ciudadanía, la palabra del pueblo mediante sus organizaciones sociales y políticas, opinando y decidiendo sobre el rumbo del proceso de paz y el destino de Colombia”, ha argumentado.

Igualmente, 'Iván Márquez' ha pedido “retomar los asuntos cuya discusión fue postergada, como el establecimiento de la cantidad de hectáreas que conformarán el Fondo de tierras, necesario para la ejecución de la reforma rural”.

Una vez subsanadas estas cuestiones, ha sostenido que las FARC están preparadas “para proseguir la marcha concertada de la voluntad nacional hacia el acuerdo definitivo, punto de partida para las transformaciones democráticas y progresistas”.

“La paz está tocando a la puerta de Colombia y exige que el conflicto armado quede atrás como memoria colectiva de algo que no debe repetirse jamás, de tal manera que aseguremos el futuro de paz y vida digna de las nuevas generaciones de colombianos”, ha concluido.