Compartir

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 17 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han descubierto un triple mecanismo que protege las células de convertirse en cancerosas, ha informado la UAB este jueves en un comunicado.

Se trata de un descubrimiento único, llevado a cabo por el equipo que lidera el investigador del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UAB, David G. Quintana, y que se ha publicado en la revista especializada 'Plos Genetics'.

Consiste en una respuesta ante una amenaza a la integridad de la información genética, ya que la pérdida de esta capacidad de réplica es característica de las células cancerosas.

Las células experimentan continuamente alteraciones (lesiones) espontáneas en el ADN que conforman los cromosomas y, como respuesta, frenan el proceso de mitosis para dar tiempo a la reparación e impedir la transmisión de cromosomas, y la pérdida de esta capacidad de réplica da lugar a la aparición de inestabilidad cromosómica, motor de la transformación cancerosa.

Los análisis de la UAB han identificado tres vías de control que confluyen en esta respuesta, mediada por los genes Wee1, Pds1/securina y Rad53/Chk2, siendo cada una de ellas por sí sola es suficiente para impedir la segregación de los cromosomas y, por tanto, el proceso de división celular, por lo que es necesaria la eliminación simultánea de estas tres vías de control, a fin de que pueda tener lugar la división de cromosomas dañados y incompletamente replicados.

Los autores proponen que los tres niveles de control, y no sólo el mediado por el gen Wee1, probablemente estén presentes también en las células humanas y esto explicaría la paradoja de que Wee1 no sea oncogénico en humanos: las células disponen de dos barreras más para evitar esta pérdida de control.